La Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, en Praga

Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, en Praga

En plena Plaza Vieja de Praga, la antigua capital de Bohemia, está situada la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, también conocido como Templo de la Madre de Dios de Tyn, una belleza arquitectónica difícil de imaginar en la cabeza del viajero que no conoce Europa del Este. Pararse frente a esta edificación rodeado de la vieja Praga con olores a dinastías perdidas en el tiempo, es adentrarse en una completamente distinta perspectiva de la realidad.

Se trata de una Basílica del siglo XIV (terminada en el XVI) de impresionantes dimensiones que sobrepasan en altura en mucho a cualquier otra construcción dentro de la plaza. Consta de tres naves como cualquier otra estructura, pero son sus dos torres acabadas en estilo gótico las que capturan la atención, que tan tranquilas se elevan por encima de los coloridos y pintorescos tejados de Praga.

Su pila bautismal de peltre es las mas antigua de la ciudad, y data de 1414. Al lado de una crucifixión del siglo XV, mas allá esta el altar del 1649 que ya tiene influencia barroca, y más interesante aún es la tumba del astrónomo Ticho Brahe, responsable por la teoría intermedia entre los sistemas copernicano y ptolemaico para amistar la iglesia con la ciencia.

A pesar de que tanto externa como internamente la ornamentación congrega varios estilos debido a su largo periodo de construcción, no sólo sorprende sino enamora al espectador por completo el criterio usado para que nada desentone y se unifique en un gótico único en su género. Tiene además un órgano de tiempos inmemoriales y pinturas de personajes importantes.

Entre otras reliquias están sus campanas, cuidadosamente vigiladas por las autoridades municipales, por estar consideras entre las más grandes de Praga. Las originales fueron robadas por los nazis para usarlas en la elaboración de armas, pero las tres actuales con sus nombres de santos cumplen perfectamente su función. Es más, se tiene previsto un concierto de campanas en las tejas de Praga en las que sus tañidos tendrán un rol protagónico.

La ciudad de Praga es la razón por la cual el turismo en Europa del Este se ha puesto virtualmente de moda. Después de las tradicionalmente visitadas: París, Roma, Londres y Berlín; Praga ocupa el quinto puesto en toda Europa. Si usted es un romántico empedernido y busca crear nuevas sendas en su imaginación, camine por sus calles cariñosamente cuidadas, mas no se preocupe por encontrar la Iglesia de Týn, porque es más probable que debido a su tamaño, ella lo encuentre a usted.

OTROS LUGARES EMBLEMÁTICOS DE PRAGA

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario