Necrópolis de Varna, Bulgaria prehistórica

Necrópolis de Varna

En Bulgaria, en la zona occidental de Varna, se encuentra una necrópolis prehistórica de importancia mundial, a sólo unos kilómetros del lago del mismo nombre. Descubierto por accidente en 1972, aún continúan las expediciones estimándose un 30 % aun por develar. Este cementerio de aproximadamente 4,600 a 4,200 años a.C. pertenecería a la Cultura de Varna Calcolítica, y tiene 264 tumbas con sofisticados artículos de oro, cobre, piedra y alfarería en su interior. Lo que cautiva es la calidad, el trabajo en su elaboración debió ser primordial para una cultura tan antigua, entre los que destacan los objetos hechos en pedernal y obsidiana.

Un dato curioso es que muchas de las tumbas están vacías, y en su lugar se han encontrado regalos fúnebres. Cerca de 3000 objetos han sido hallados en estos sepulcros, algunos hechos en arcilla sin cocer, y otros con más oro del que se ha encontrado en cualquier otra cultura contemporánea, descubriendo un orden jerárquico respetado hasta en la muerte. Uno de los sepulcros hace tal derroche de oro que incluso ha sido usado como funda para el pene de su dueño, se cree en una veneración a la virilidad y valentía.

No hay muestras de que los artefactos no hayan sido elaborados por artesanos locales. Sus restos también nos descubren una intensa vida comercial hasta en tierras muy lejanas, puede que hayan llegado hasta el Volga.

Los restos a los alrededores muestran una falta de continuidad cultural en la zona, similar a culturas como Karanovo, Lengyel y Vinca, a lo que los estudiosos aún no encuentran explicación, pudiendo tratarse de alguna catástrofe, epidemia o sólo cambios climáticos que hicieron migrar a sus habitantes.

Gracias a estos restos, hoy en día ya se ha descartado definitivamente que los nómadas fueran los que pusieron fin a la sociedad de la edad del Cobre en los Balcanes. El complejo de Varna demuestra un apogeo socio-cultural evidenciado en su metalurgia, objetos lujosos y sus costumbres funerarias, además de la expansión de la agricultura en comunidades aledañas. Es sobre todo, el oro de Varna el que ha sido mundialmente reconocido desde 1973 en una exposición itinerante en los más importantes museos del orbe.

Varna fue promocionada como la primera civilización europea apareciendo en documentales y cubriendo la portada del National Geographic. Actualmente, para el historiador empedernido es preciso viajar al museo de sitio para gozar de las bellezas ahí guardadas, un buen pretexto para conocer este lado oculto de la historia europea, cuyos orígenes corresponden más al lado este.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario