Montañas del Cáucaso, privilegio europeo

Montañas del Cáucaso

Las montañas del Cáucaso… Lugar privilegiado con seis puntos reconocidos como Patrimonio del Humanidad, constituye uno de las pocas zonas montañosas europeas que no sufrido el fuerte impacto del asentamiento humano. Desconcierta al viajero la variación climática en un área tan pequeña. Esta cadena montañosa se extiende a países como Rusia, Armenia, Georgia y algunos estados integrantes de la confederación rusa, y es por ello que concentra el origen de varias civilizaciones tanto europeas como asiáticas, adquiriendo un importante valor histórico, lingüístico y hasta religioso, para la raza humana.

Zona de glaciares y rodeada de apacibles tierras bajas, es punto de origen e reintroducción del bisón salvaje, hasta hace poco casi extinto. El gobierno ruso protege esta área donde ha creado la Reserva nacional de la biosfera del Cáucaso, el Parque nacional en el Krai de Krasnodar, Adiguesia y Karachévo- Cherkesia, en donde su mayor preocupación es el abeto, el árbol más alto de Europa. También protege el Parque Nacional de Sochi, a sólo dos horas del aeropuerto en tren suburbano, y se puede ver las playas del Mar Negro durante casi todo el recorrido.

La escalada y el montañismo se practican preferentemente en las montañas bajas y medias o Cáucaso nor-occidental hasta el Monte Elbrus en donde ya adquiere la forma de los Alpes, con picos y glaciares como Dombai, Arjiz y Uzunkol. Para llegar hasta aquí sólo basta otro viaje en tren pasando entre ciudades mineras hasta llegar al Monte Elbrus, el más alto de Europa, con 5,642 metros de altura.


No se sorprenda si encuentra hispano hablantes por el camino, pues este monte atrae subyugante a alpinistas de todo el mundo, en su mayoría alemanes claro, rememorando antiguas batallas. Montañas difíciles éstas que no se dejan dominar, pero sí enamoran con facilidad al viajero, sobre todo al intrépido quien no puede evitar sentirse seducido por un lugar tan bello como imponente.

A pesar de la humildad de los alojamientos de la zona, éstos son eficientes, tienen balcones con mirada a los glaciares y cuestan sólo unos 15 euros al día. Si bien el turismo interno ha disminuido, la estación sigue llena de vida y sobre todo de gente joven y alegre.

Otro punto a visitar es el mercado de artesanos de los alrededores del monte, donde encontrará ropa tejida a mano en los más bellos matices de colores que le vendrían muy bien si es que no ha viajado perfectamente preparado para el frío. Para el que venga de zonas cálidas, le servirán de recuerdo de que alguna vez estuvo en el monte mas alto de Europa; en casa, cuando ya no sienta tanto frió, claro.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas turísticas



Comentarios (1)

  1. Jorge Eduardo dice:

    Es la cuna de muchas razas y de el enclave entre Asia y Europa del este es hermosa y no hay mucha información arqueológica de importancia de donde viene el hombre

Deja tu comentario