El histórico castillo de Mallbork en Polonia

mallbork

Al norte de Polonia se encuentra uno de los sitios históricos más atractivos del país. A unos 60 kilómetros de la ciudad de Gdansk descansa el Castillo de Malbork, una antigua construcción que sorprende por su tamaño. Esta mole es el castillo más grande del mundo construido en ladrillo y por eso es un lugar que merece la atención en nuestro recorrido turístico durante nuestra estancia en Gdansk.

Fue construido como una fortaleza militar por la Orden Teutónica, una organización religioso-militar de la época medieval que fue fundada en Palestina en el año 1190. Originalmente, se lo llamaba Marieburg (Castillo de María) y en torno a él creció una ciudad que fue llamada del mismo modo, localidad que en la actualidad es Malbork.

La fortaleza es una de las más grandes de Europa y un gran ejemplo de los castillos medievales de entonces. Está conformado por tres secciones: el castillo alto, medio y bajo, separados por fosos y torres. Las murallas exteriores rodean una superficie de 210.000 m², cuatro veces mayor al Castillo de Windsor. Fue construido siguiendo el estilo gótico báltico, un estilo que simplifica la arquitectura gótica y neogótica típica de la Europa septentrional, en especial al norte de Alemania y en las zonas cercanas al Mar Báltico. Por lo general en estas zonas se recurría al ladrillo debido a la falta de recursos naturales para hacer edificios de piedra.

El Castillo de Malbork está situado en el margen derecho del río Nogal, un afluente del río Vístula, y su posición estratégica favorecía la llegada de barcazas y busques de carga. Por entonces, la Orden Teutónica cobraba un peaje a los barcos que pasaban por allí y así fue se impuso en el comercio de ámbar.

Malbork también fue sede de muchas reuniones organizadas por la Liga Hanseática, una federación de ciudades del norte de Alemania y de comerciantes de las zonas cercanas. También fue la residencia de los Reyes de Polonia y estuvo a manos de los lituanos y de Prusia.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial más de 30.000 presos fueron llevados al castillo, que por entonces fue usado como campo de concentración. Después de la guerra el castillo quedó casi destruido. Desde entonces se realizaron numerosas obras de restauración y hoy es un museo y ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Polonia



Deja tu comentario