Mysteriae Pragensis, museo de fantasmas de Praga

Mysteriae Pragensis

Las calles de Praga encierran maravillosas historias y leyendas. La más conocida es la de Golem, un ser animado que realizaba distintos encargos y forma parte del folclore popular checo. Sin embargo no es el único, la magia, la brujería y el misterio se confabulan para recrear la cultura de una ciudad cuya arquitectura es ideal para la proliferación de este tipo de historias.

Tal es así que en las cercanías del Puente de Carlos, aquél que une la Ciudad Vieja de la Nueva, se encuentra el Mystariae Pragensis, un museo dedicado a recordar a los fantasmas y a las leyendas más célebres de la capital checa. El recinto se encuentra en un edificio del siglo XIV que antiguamente fue la casa del obispo.

El recorrido se inicia cuando una figura con capucha negra se inclina sobre un libro y así da la bienvenida a los turistas dispuestos a dejarse llevar por las historias. Su nombre es Genius Loci y no es otro que el espírity del lugar, el encargado de abrir la primera página del Gran Libro de las Leyendas de Praga. En ese momento sus páginas vuelan por la sala y los visitantes pueden comenzar a leer algunos de las leyendas escritas por Filip Jan Zvolský, un hombre que por simple interés comenzó a ahondar en las historias y recurrió a distintos libros para así escribir unas ochenta leyendas que son las presentadas en el museo. Las mismas fueron adaptadas por el autor y se añadieron algunos guiños por parte del autor.

Mysteriae Pragensis

Las historias están ordenadas de acuerdo a los lugares donde se desarrollaron. Es así como hay relatos sobre fantasmas que habitaron el Castillo de Praga, Mala Strana, el barrio judío Josefov, la Ciudad Nueva o el río Moldava. Y para acompañar los relatos las colecciones abordan distintos objetos relacionados con los fantasmas como el ataúd del diablillo de la Ciudad Pequeña que espanta a los transeúntes en la calle Neruda o la mesa en la que se sentaba el espíritu de las aguas de la isla de Kampa.

En el museo también se pueden ver algunos fantasmas famosos, figuras que están ambientadas en el sótano del recinto, en un escenario artificial que rememora a las viejas callejuelas de la Praga antigua.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario