Sibiu, ciudad medieval en la Transilvania rumana

Sibiu

Viajar por Rumania es encontrarse en medio de un ambiente tranquilo mientras se contempla la riqueza histórica y cultural que encierra este país lleno de encantos que datan de la Edad Media.

Un sitio donde podemos encontrar todos estos encantos en un sólo lugar es Sibiu, una ciudad medieval del sur de Transilvania en Rumania. A 210 kilómetros de la capital del país, esta ciudad es un lugar donde conviven diferentes culturas que la hacen tener un dinamismo particular. Un dinamismo que no se debe confundir con el alboroto de las grandes ciudades ya que sus calles aún son tranquilas y su gente goza de una calidez única.

Sibiu es una de las ciudades rumanas que mejor conservan su estilo arquitectónico propio de la época medieval. Las pequeñas plazas rodeadas por estrechas calles y sus casas con fachadas antiguas y techos rojos evocan un estilo propio del medievo. Desde 2004 El casco antiguo ha comenzado el proceso para convertirse en Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Por su situación geográfica, rodeada por montañas y atravesada por el río Cibin, Sibiu era una de las ciudades mejor fortificadas de toda Transilvania. Esto se puede ver por las murallas que separan el casco antiguo de la parte moderna de la ciudad.

La mejor forma de recorrer Sibiu es caminando por sus calles valorando cada rincón histórico que nos proporciona esta pintoresca ciudad. Y así, paseando entre calle y calle, nos encontramos con la Piata Mare (Plaza Grande), un lugar lleno de encantos y atractivos. Allí se encuentran la Iglesia Reformista, la Casa Haller (una de las más antiguas de Sibiu), la Torre del Concejo y el museo más importante de la ciudad: El Museo Nacional Bruckenthal, un complejo donde se exhibe la colección de arte del Barón Samuel Von Bruckenthal, gobernador de Transilvania en el siglo XVIII. Se trata del segundo museo más importante de Rumania y cuenta con más de 1.100 obras, casi todas ellas del renacimiento y barroco italiano y flamenco.

Cerca de esta plaza se encuentra la Piata Mica (Plaza Pequeña) donde lo que reina es la tranquilidad. Un lugar ideal para descansar en uno de los cafés que allí se encuentran y disfrutar de la arquitectura de las casas que rodean la plaza y que datan de los siglos XV y XVI.

En el 2007 Sibiu fue la Capital Cultural Europea, un evento que marcó un paso importante para la ciudad y que sirvió para darse a conocer en el mundo como un lugar lleno de muestras culturales y de gran valor arquitectónico.

Foto Vía: CamilG

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rumania



Deja tu comentario