Rostov, vestigios de la antigua Rusia

Rostov

La ciudad de Rostov, situada a orillas del Lago Nero, es una de las ciudades más antiguas de Rusia, y un importante atractivo turístico de la región. Forma parte del anillo de oro, una ruta comprendida por una veintena de otros destinos del centro del país.

Estas ciudades están reunidas en cinco Óblast, de los cuales el Óblast de Yaroslavl es el correspondiente a Rostov. Los lugareños la llaman Rostov Veliki, para distinguirla de otra localidad, Rostov del Don.

Los orígenes de este lugar se remontan tan atrás en la historia que no hay datos acerca del momento de su creación. Se cree que pudo ser un centro de comercio vikingo o la capital de la tribu Merya, según distintas teorías académicas, pero la primera mención documentada data del año 862, cuando se la caracterizó como un enclave de importancia en la región.

Ya en era un obispado sumamente destacado en la región. En 1474, se incorporó al principado de Moscú, perdiendo su independencia y dejando atrás los años de sede eclesiástica que había vivido hasta entonces.

Este breve recorrido histórico nos permite imaginar el sinfín de maravillas arquitectónicas que conforman el centro antiguo de la ciudad. Efectivamente, la plaza central de Rostov alberga la catedral de la Asunción, datada en el siglo XVI aunque con relativa imprecisión. Se trata de un edificio impresionante, de enormes proporciones, con un magnífico campanario del siglo XVII. Sus campanas son consideradas entre las más grandes y conocidas de Rusia.

Si te aventuras a un paseo desde la catedral hasta el lago Nero (algo sumamente recomendable), te encontrarás con la residencia erigida por Iona Sysóyevich, que convirtió a este sitio en un verdadero escenario de cuento de hadas. Allí se encuentran varias iglesias (la del Salvador, la de San Gregorio y la de San Juan Apóstol, entre otras, todas del siglo XVII), palacios y campanarios de pequeñas dimensiones, bellamente decorados y pintados en detalle.

Junto al Lago Nero hallarás dos monasterios, y entre ellos el Kremlin (la antigua ciudadela de Rostov). A la derecha del Kremlin se encuentra el monasterio de Abrán, del siglo XI, y a su izquierda se erige el monasterio Yákovlevsky, de finales del siglo XVIII.

Foto Vía: The Flying Kiwi

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Rusia



Deja tu comentario