Pärnu, capital de verano de Estonia

parnu

Pärnu es una hermosa ciudad costera con un pequeño puerto en la parte sur-oeste de Estonia. Es famosa por sus balnearios, playa de arena blanca poco profunda y hermosos parques, no por nada es considerada la “capital de verano” de Estonia. También es un lugar popular para conferencias, representaciones teatrales y conciertos.

Pärnu ha sido la capital oficial de verano de Estonia desde 1996. De hecho, esta ciudad balneario ha sido sinónimo de sol, mar y playa por mucho más tiempo. Hay un dicho popular estonio que reza: si no has visto a tus amigos durante el año, te encontrarás con todos ellos durante el verano en Pärnu. La iluminación bien pensada mantiene activa la playa incluso cuando se pone el sol, y los juegos de colores de las fuentes son un espectáculo en medio de la oscuridad de la noche. Por otro lado, hay muchos edificios de interés histórico en el centro de la ciudad.

En 1838 fue abierto el primer balneario y hoy día Pärnu es un balneario de talla internacional. También es una antigua ciudad hanseática y será anfitriona de la trigésima edición del Festival Internacional Hanseático en 2010.

En época de verano, las playas de arena invitan a todos los bañistas a acercarse a Pärnu. Pero no sólo en la ciudad se pueden contemplar la hermosa naturaleza y atractivas playas, también la mayoría de regiones del condado de Pärnu (que cuenta con una costa de 242 km) gozan de estos atractivos.

Tanto la ciudad como el condado ofrecen múltiples oportunidades para disfrutar de la recreación activa y festividades durante todo el año, además el turismo de congresos se está desarrollando rápidamente. Las costas que rodean la ciudad tienen un clima que puede ser descrito como uno de los más calientes en Estonia. El sol simboliza la recreación y el turismo en Pärnu, así como los Círculos Solares, que conectan la ciudad de Pärnu y las cuatro regiones de turismo del condado.

Si no te gustan las multitudes, es posible que prefieras la tranquilidad de Pärnu en otoño o invierno. La mayoría de los visitantes no ven más allá del centro de la ciudad y sus playas, pero también hay una variedad de parques y villas que valen la pena explorar.

La exótica isla de Kihnu es acogedora; trajes populares son llevados allí cada día y la artesanía de viejas generaciones sigue siendo muy valorada. Otras pequeñas islas románticas y la costa occidental ofrecen una oportunidad de participar en ritos y costumbres locales.

Foto Vía: Dezidor

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Estonia



Deja tu comentario