Visegrád, pueblo histórico en la curva del Danubio

Visegrad

Visegrád es la sección más hermosa y símbolo de la curva del Danubio. Sin embargo, la mayoría de los turistas no llegan allí por eso, sino más bien para explorar lo que queda de la historia de la ciudad, enmarcada en la ciudadela y su palacio renacentista.

El pueblo histórico de Visegrád se encuentra 43 km al norte de Budapest, en la región de la curva del Danubio en la carretera No. 11, rodeada por las montañas Pilis, patrimonio natural de Hungría.

El pequeño pueblo, que cuenta con alrededor de 1.700 residentes, ve cómo aumenta su población durante el verano cuando  los turistas llegan atraídos por sus monumentos históricos como la Ciudadela, la Torre de Salomón y el Palacio Real.

La fortaleza fue construida por Charles Robert en el siglo 13 después de la invasión de los mongoles. El sistema defensivo se componía de tres partes principales: los bastiones de agua, la línea inferior de la defensa con la Torre de Salomón y la Ciudadela, la cual ofrece un panorama magnífico de la Curva del Danubio. En la actualidad, el Palacio Real y la Ciudadela alojan el Museo de Visegrád.

El pueblo siempre ha sido conocido por su ubicación favorable y el papel estratégico importante en la historia húngara. La corona Sagrada fue guardada allí durante siglos, cuando el pueblo mismo solía ser la sede real de Hungría en el siglo 14. La Cumbre de los Reyes de Polonia, Bohemia y Hungría en 1335 conducida por el rey de Hungría Charles Robert, inspiró a estos países a lanzar una exitosa iniciativa en 1991: una cooperación que desde entonces se conoce como el Grupo de Visegrád. Esta es la razón por la que tantas delegaciones y reuniones diplomáticas eligen a Visegrád como su destino.

Aquellos que visitan Visegrád hoy en día, además de la herencia histórica y de la naturaleza, también pueden participar en la vida cotidiana de este pueblo apasionante, con una cultura muy rica. Como un pueblo popular para el turismo, Visegrád cuenta con varios hoteles de tres y cuatro estrellas, alojamiento agradable, restaurantes, lugares de ocio al aire libre y en cubierto, y programas que aseguran un merecido descanso.

Detrás de la colina del castillo, un fantástico centro de excursión se ha desarrollado en los últimos años. Varias deportes de aventura y senderismo en las montañas Pilis están a disposición de los visitantes.

Foto Vía: Aktron

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Hungría



Deja tu comentario