Novi Sad, tranquilidad y dinamismo en Serbia

Novi Sad, la segunda ciudad en  Serbia, es la capital de la provincia autónoma de Vojvodina. A menudo comparada con Belgrado, tiene un encanto, cultura y vida nocturna similares a la capital, pero en una escala más pequeña, más personal. Para aquellos que aprecian el arte, la música, la comida y la diversión, pero prefieren una ciudad más relajada que es menos frenética que Belgrado Novi Sad es una combinación perfecta de sofisticación urbana y relajación bohemia.

Situada a orillas del Danubio frente a la imponente fortaleza de Petrovaradin, es un centro de comercio y cultura para toda la región. Es de fácil acceso en tren o autobús desde Belgrado y tiene una amplia gama de hoteles, pensiones y campings. Es una ciudad agradable, con amplias avenidas y una plaza central rodeada por el antiguo ayuntamiento, la iglesia Católica Romana, un hotel y edificios similares que datan principalmente del siglo XIX.

Visto desde arriba, la ciudad de Novi Sad se revela a sí misma como una ciudad situada en una vasta llanura, amplia y abierta a todas las direcciones. La fortaleza de Petrovaradin, un sitio histórico, está situada en la orilla derecha del río Danubio, mientras que un alto edificio de la oficina central de correo, la construcción masiva del polideportivo Spens, la inmensa sede de la industria petrolera de Serbia y un elegante edificio ovalado están situados a la izquierda. Lo que también podrían percibir los ojos son oasis verdes incorporados en los parques de la ciudad, con laberinto de calles y callejones serpenteantes que les rodea y transversales con amplios bulevares y rectas.

El punto central de la ciudad es la mencionada fortaleza de Petrovaradin. Fue construida entre 1692 y 1790, según el plan del arquitecto francés Sebastian Voban. La fortaleza cubre el área de 112 hectáreas y tiene 16 kilómetros de corredores subterráneos en cuatro niveles (algunos de los corredores se supone que conducen bajo el río Danubio).

Hoy en día, la fortaleza ofrece un hogar a estudios de artistas, un museo y un hotel. Desde la fortaleza, además de la hermosa vista de la ciudad, se pueden ver diferentes eventos culturales. El más grande y popular es el festival de música EXIT. Podría decirse que es el festival de música de verano más de moda en Europa del Este, cada año en julio, Novi Sad se convierte en un parque de recreo para espíritus libres y cualquier persona que ama la música.

Foto Vía: 350.org

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Serbia



Deja tu comentario