Viaje a Sofía, guía de turismo

Vistas de Sofía Bulgaria

Tal vez no nos podáis decir muchos monumentos de una ciudad como Sofía, sobre todo si la comparamos con otras ciudades europeas mucho más turísticas. Sin embargo, podemos decir que la capital búlgara es un lugar fascinante, mucho más después de la caída del comunismo. Una ciudad que ofrece una arquitectura mágica y un centro histórico con un aura de misterio e historia inigualable.

A pesar de que Sofía tiene más de dos mil años de antigüedad no fue capital de Bulgaria hasta 1879. De esta manera casi la amplia mayoría de sus edificios pertenecen a los siglos XVIII y XIX. Sin embargo lo mejor de Sofía no son sus monumentos sino el colorido de sus calles, la jovialidad de sus gentes, sus terrazas y restaurantes, y las calles y amplias plazas.

Creemos que con un fin de semana tenemos más que suficiente para saborear Sofía al completo. Debéis pasear sobre todo por su centro histórico, sentaros en sus cafés y terrazas y disfrutar de ver la vida pasar. En Europa del Este se vive de una manera diferente a la que estamos acostumbrados en Europa Occidental. ¿Queréis conocer un poco más de Sofía?

Asamblea Nacional de Sofia

Asamblea Nacional de Sofia

VISITAS EN SOFÍA

– Iglesia de Boyana

Esta preciosa iglesia ortodoxa, construida entre los siglos XI al XIII está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se encuentra a las afueras de la ciudad, en el barrio de Boyana, y destaca sobre todo por los frescos de su interior, todos ellos del siglo XIII, dicen que uno de los ejemplos más completos y mejor conservados del arte de la Europa del Este. Al entrar en la iglesia os darán una guía explicativa en inglés. La entrada cuesta 15 levas búlgaros, unos 7,60 euros, y la iglesia abre todos los días de 09.30 a 17.30 horas.

– Museo de Historia Nacional

Es un edificio que por sí mismo ya vale la pena visitar. Está situado a los pies del monte Vitosha y alberga una colección impresionante. Tal vez lo mejor se halle en la segunda planta, en la sección de Prehistoria, y en la tercera planta, con la época búlgara de 1878 a 1946. El museo abre todos los días de 09.30 a 17.30 horas, y la entrada cuesta 10 levas, unos 5 euros, y las visitas guiadas 20 levas, unos 10 euros.

– Iglesia de Santa Sofía

Se trata de la iglesia ortodoxa más antigua de la Europa del Este. Data de los siglos IV al VI, aunque durante el dominio turco se convirtió en una mezquita. Sin embargo, al ser expulsados volvió a ser una iglesia ortodoxa. Para los búlgaros es un lugar de enorme devoción. Se cuentan muchas leyendas de ella, ya que ha sobrevivido a las sucesivas conquistas y a los desastres naturales. La iglesia se puede visitar todos los días de 07.00 a 18.00 horas, y la entrada es gratuita.

– Catedral de Alexander Nevsky

Símbolo de la ciudad, tal vez sea uno de los mejores ejemplos de arquitectura del siglo XX del mundo. Fue construida entre 1882 y 1912 para homenajear a ls soldados rusos que murieron combatiendo por la liberación de Bulgaria del dominio turco en la Guerra Turca de 1878 con el Zar Alejandro II. En la plaza de la catedral se halla la Estatua al Soldado Desconocido.

Si pasáis al interior veréis magníficos mosaicos, vidrieras, estatuas de madera y mármol, además de los frescos que cubren las paredes y la cúpula. Os recomendamos que visitéis el Museo de Iconos que hay en la cripta subterránea, con iconos que van de los siglos IX al XVIIIl. La iglesia abre todos los días de 07.00 a 17.30 y el museo de 10.00 a 18.00 horas. El museo cierra los martes y la entrada es gratuita.

Más información: Catedral de Alexander Nevsky

Catedral de Sofía - Bulgaria

– Iglesia de San Jorge

Si creíais que ya habíais visto las iglesias más antiguas de Sofía, craso error. La Iglesia de San Jorge es la más antigua de Sofía y data del siglo IV. Pertenecía a la vieja ciudad romana de Serdica, y es famosa por su preciosa arquitectura y sus frescos medievales. En la actualidad es un museo y su cúpula es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se puede visitar de martes a sábado de 10.30 a 13.00 y de 15.00 a 17.30 horas, y la entrada es gratuita.

EXCURSIONES

Excursión imprescindible en Sofía es la Montaña Vitosha, símbolo de la capital y la montaña más visitada del país. Donde se halla es el parque nacional más antiguo de la región de los Balcanes. Allí encontraréis una gran variedad de ciervos osos, jabalíes, zorros y otras especies de aves raras. En invierno son miles de turistas los que vienen aquí para esquiar.

Más información: Vitosha, emblema búlgaro

Teatro Nacional de Sofía

Teatro Nacional de Sofía

CLIMA

En verano las temperaturas en Sofía suelen superar los 30 grados, mientras que en invierno las temperaturas están bajo cero y suele nevar. Diciembre y enero son los meses más fríos, mientras que julio y agosto son los más calurosos. Abril, mayo y junio son los meses en los que llueve más. Os recomendamos viajar a Bulgaria en verano, ya que las temperaturas no son muy elevadas.

Para saber más: el clima en Bulgaria

COMPRAS

Para comprar en Sofía podemos dirigirnos a Tzum, uno de sus mejores centros comerciales, o las tiendas de Vitosha Boulevard, la principal calle comercial de la ciudad. Eso sí, es un poco más cara que la calle Hristo Botev, que está al lado de Vitosha. Otras calles comerciales dignas de interés son las de Graf Ignatief e Iván Shishman.

Otra calle comercial importante es Pirotska, aunque un poco más arriba se halla el mercadillo al aire libre de Zhenski Pazar. Acercaros también al mercadillo de pulgas de la Plaza Alexander Nevsky para buscar las mejores gangas y artesanía de la ciudad.

GASTRONOMÍA

En Bulgaria la mayoría de platos típicos llevan muchas especias. Allí probaréis muy buenas alubias, coles, carnes de cerdo, de vaca o de cordero, como la kevapcheta, que son albóndigas alargadas hechas de carne de vaca y de cerdo hechas a la parrilla, o el kavarma, un estofado de carne y verduras. También hay muy buenas sopas, como el tarator, una sopa fría de yogur batido con agua.

Después de comer nada mejor que pedirnos un baklava o un baditza, postres típicos que se hacen con azúcar y almíbar, muy dulces. La comida se suele acompañar con muy buenos vinos locales, o el típico boza, una bebida espesa de mijo, que también se bebe para desayunar.

VIDA NOCTURNA

Si viajáis a Sofía durante la primavera o principios de verano debéis consultar los programas de ópera y música en la ciudad, ya que es la temporada en la que hay más conciertos. La vida musical de conciertos se traslada en verano hacia la costa del país, así que en Sofía hay poco, lo que también afecta a la vida nocturna. Sin embargo en Sofía hay un montón de bares y discotecas. Preguntar por Brilliantine o Chillout Café, los más interesantes, situados en el centro de la ciudad.

CÓMO LLEGAR A SOFÍA

La mejor forma de llegar a Sofía es a través del Aeropuerto Internacional de Sofía, situado a diez kilómetros al este de la ciudad. El autobús número 84 enlaza el aeropuerto con Sofía. De todas maneras también tenéis la posibilidad de coger un taxi a la salida de la terminal.

Más información: viajando a Sofía

TRANSPORTES

El centro de Sofía se puede recorrer en tranvía o en autobús. Los autobuses funcionan desde las 05.00 de la mañana hasta medianoche, mientras que los tranvía están hasta las 01.00 de la madrugada. No os recomendamos alquilar un coche en Sofía, sobre todo porque el tráfico es intenso. Además los taxis suelen ser baratos y fáciles de tomar. Aseguraros de que los precios de la carrera aparezcan en la ventanilla del vehículo.

ALOJAMIENTO

Información y reserva de alojamientos en: hoteles en Sofía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si queréis conocer algo más de Sofía y de las excursiones que podéis hacer por Bulgaria entrar en este enlace: Bulgaria

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario