Hunedoara y su Castillo Hunyad, en Rumania

castillo-hunedoara-fuera

Hunedoara está situada en el suroeste de Transilvania. Es una ciudad con bellos monumentos y un rico pasado, pero también una moderna ciudad industrial con una fábrica de procesamiento de metales de gran tamaño. Es el centro más importante en “Tara Hategului”, una región con una historia rica y tradiciones únicas, también conocida como las Puertas de Hierro de Transilvania.

La ciudad es más conocida por el Castillo de Hunyad, uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura gótica en Europa del Este. El castillo, construido en 1320 por la familia Anjou, sigue en pie hoy día dominando los alrededores de la ciudad y recordando a los poderosos gobernantes que reinaron sobre estas tierras.

El castillo es conocido tanto por el nombre de Castillo de Hunyad como por Castillo de Corvin. “Hunyadi” es un nombre más reconocido internacionalmente por la misma familia, “Corvin” es utilizado principalmente por rumanos.

En 1409 el emperador Segismundo de Luxemburgo dio el castillo al duque Serbe de la familia Hunyadi como recompensa por los servicios militares. Serbe pasó el castillo a su hijo Vajk Hunyadi. Posteriormente, el hijo de Vajk, el conde Juan Hunyadi, remodeló ampliamente el castillo, añadiendo 4 torres protectoras circulares y 3 rectangulares entre 1441 y 1446.

Entre 1446 y 1453 Juan Hunyadi también añadió la Capilla y la Sala de los Caballeros, su techo y elegante bóveda sostenida por cinco columnas de mármol. El castillo, que se encuentra muy bien conservado, fue construido en estilo gótico pero también tiene influencias barrocas y renacentistas. El interior del castillo cuenta con salas de armas y artefactos y en ocasiones se organizan presentaciones especiales y muestras “son et lumière” (“sonido y luz”).

Debido a su apariencia (se dice que una de las mayores joyas arquitectónicas de Transilvania) y disponibilidad, el castillo ha sido alquilado para su uso en diversas películas, programas de televisión, y anuncios en los últimos años.

El castillo de hunedoara

Una parte interesante de la historia en el lugar tiene que ver con una leyenda del pozo que se encuentra cerca de una capilla del siglo 15. El pozo fue excavado por tres presos turcos a quienes Juan Hunyadi prometió su libertad si alcanzaban el agua. El trío de prisioneros excavaron en la roca durante 15 años y a 28 metros de profundidad se las arreglaron para encontrarla.

Mientras tanto, Juan Hunyadi había muerto y su esposa decidió no respetar la palabra de su marido, optando en su lugar por matar a los tres presos. Como un último deseo los tres turcos pidieron permiso para escribir en un trozo de piedra en el pozo una inscripción que dice: “es posible que tenga agua, pero no tiene alma”.

Sin embargo, especialistas han traducido la inscripción de mediados del siglo XV (actualmente en exhibición en uno de los contrafuertes de la capilla) como “el que cavó aquí es Hassan, quien vive como esclavo de los giaours, en la fortaleza cerca de la Iglesia”.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rumania



Deja tu comentario