De excursión en la Gran Fatra, en Eslovaquia

Gran Fatra

La cordillera de la Gran Fatra es un atractivo destino en Eslovaquia, sobre todo en invierno por sus estaciones de esquí, de las cuales las más conocidas son Donovaly, Malinné y el valle Jasenská dolina. Aunque la cordillera también ofrece hermosos senderos en verano e interesantes monumentos históricos en sus estribaciones.

La mayor parte de la Gran Fatra fue declarada como área natural protegida en 1971. Mediante la regulación del gobierno el 6 de marzo de 2002, esta área natural fue re-clasificada a un parque nacional. Las zonas situadas en la parte superior están cubiertas de pinos enanos y el resto del bosque está formado principalmente por abetos, hayas y abetos rojos. Los bosques de la Gran Fatra son el hogar de águilas o cuervos y de animales más grandes que los osos pardos.

Algunas de la mejores rutas de senderismo alrededor de la Gran Fatra inician en el idílico pueblo de Blatnica, uno de esos maravillosos pueblos antiguos de Eslovaquia con casa de campo de madera y un manantial de montaña hermoso que pasa justo por el centro. Desde allí, puedes dirigirte a uno de los dos valles que hacen sensacionales paseos en Fatra: Gaderska Dolina y Blatnicka Dolina.

Ambas son caminatas suaves, con una duración de alrededor de seis o siete horas, que incluyen maravillosas vistas de montaña, así como muchas formaciones rocosas impresionantes. Blatnicka Dolina te lleva más allá de un castillo del siglo 13. Ambas excursiones terminan al pie del pico Krizna (1547 metros), donde encuentras una casa de campo con habitaciones de alquiler.

El parque está decorado con interesantes formaciones kársticas. Puedes visitar por ejemplo la Cueva Harmanecká, que tiene una longitud total de casi 2.650 metros, con 1.020 metros abiertos al público. Para llegar a la entrada, hay que subir una pendiente muy empinada a través de un camino en zigzag. La cueva es conocida por su gran cantidad de roca sinterizada blanca y suave. Muchos estalagmitas como pagoda y cascadas de piedra caliza llaman la atención muy rápidamente. Esta cueva es también un refugio de invierno muy importante para los murciélagos – nueve especies se encuentran allí.

Cerca del parque nacional se encuentra el pueblo Vlkolínec, incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Vlkolínec cuenta con decenas de interesantes casas de estructura de madera construida en un estilo Liptov único.

Foto Vía: David Paloch

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Eslovaquia



Deja tu comentario