Palacio de Rundale y museo, en Letonia

Palacio de Rundale

El Palacio de Rundale es una perla arquitectónica de Letonia, creado por el destacado arquitecto Francesco Bartolomeo Rastrelli, diseñador del Palacio de Invierno y algunas casas solariegas en San Petersburgo. Lo encontraréis en Bauska, una ciudad apenas a sesenta kilómetros de Riga.

Rastrelli fue invitado a diseñar el palacio por Ernst Johann von Biron, quien fue duque de Curlandia (la porción occidental anteriormente independiente de Letonia), y es recordado por ser el favorito de la emperatriz rusa Anna Ioannovna. Esto fue en 1735, cuando el duque de Kurzeme se estaba preparando para tomar el trono.

En 1736 se estableció la primera piedra de este palacio barroco. Biron invitó a los mejores maestros en Rusia, soñando con la lujosa residencia. Sin embargo, la muerte súbita de la emperatriz en 1740 interrumpió la carrera de Biron y fue exiliado durante 22 años.

Los trabajos de construcción en el palacio se reanudaron después de que el duque regresó al comienzo del reinado de la emperatriz Catalina II, llamada la Grande. El acabado interior decorativo fue diseñado por el escultor Johann Michael Graff en 1765-1768 y los pintores Francesco Martini y Carlo Zucchi. La construcción del Palacio terminó en 1768, y ahora es un magnífico ejemplo de estilo barroco con elementos de clasicismo.

El edificio cambió de manos dos veces. Tras la anexión del ducado de Curlandia-Semgallen al imperio ruso, Catalina la Grande lo dio como regalo al conde Zubov. Su sucesor, el conde Shuvalov, tuvo la posesión del palacio hasta 1920, cuando fue expropiado y pasó a ser propiedad de la República de Letonia. En 1933, el palacio fue entregado al Museo Estatal de Historia y algunas reparaciones se llevaron a cabo allí.

El palacio no sufrió daños durante la Segunda Guerra Mundial, pero cuando la guerra había terminado algunas de sus habitaciones fueron adaptadas para un granero. En 1972, el Museo del Palacio de Rundale fue fundado y comenzó la restauración del palacio.

Las habitaciones de representación en el ala oriental del Palacio – el Salón dorado, el Salón Blanco, y la Gran Galería – están abiertas al público. El bloque central tiene capacidad para la suite del duque con salones de recepción y habitaciones privadas. Por último, está el hermoso jardín de estilo francés – no se puede imaginar un palacio barroco sin el jardín francés.

Foto Vía: JaNo Kukucka

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Letonia



Deja tu comentario