Qué ver en Moscú

Plaza Roja de Moscú

Moscú es una ciudad de superlativos. Es la ciudad más poblada de Europa, la más cara del mundo; cuenta con la mayoría de los multimillonarios, y – pronto – el edificio más colosal.

Siendo la capital de una séptima parte del mundo, Moscú se supone que es algo impresionante, y lo es, de ahí que cada vez sean más los turistas que llegan a ella. Como en todas partes en Rusia es como una mezcla de dos mundos: Europa y Asia, la democracia y el comunismo, la alegría y el dolor, la prosperidad y la pobreza.

Un punto de partida natural para todos es, por supuesto, la Plaza Roja. Este espacio emblemático ha sido testigo de una buena parte de su historia y es rico en atracciones circundantes. Las impresionantes fortificaciones del Kremlin, sede del poder en Rusia, flanquea la totalidad de un lado de la plaza. El Kremlin es uno de los principales atractivos de la ciudad; cuenta con un grupo de catedrales y palacios, junto con una excelente exposición de armas y joyas en la Armería del Kremlin.

Con sus cúpulas exquisitas y coloridas, la Catedral de San Basilio, que hace unos días celebró su aniversario número 450, es una oportunidad esencial para tomar fotos en el extremo sureste de la plaza. Los colores brillantes y la estupenda arquitectura hacen un espectáculo para la vista en un día soleado.

El Museo Estatal de Historia hace guardia en el noroeste de la plaza y cuenta con una gran cantidad de exposiciones e información sobre el Imperio Ruso. La Plaza Roja también alberga una de las atracciones turísticas más bizarras de la capital: el mausoleo de Lenin, que atrae a grandes multitudes.

Un poco más lejos del corazón de Moscú, al oeste, está la calle peatonal Arbat, que merece una visita por las espléndidas mansiones, grandes sectores de bares y restaurantes y los artistas de la calle. La región alrededor de la Arbat probablemente es el distrito más turístico en todo Moscú.

Moscú también es una ciudad de entretenimiento, con teatros, como el magnífico Teatro Bolshoi, el renombrado Circo de Moscú, galerías de arte, el Festival de Jazz, música en vivo en la ciudad, y el teatro de verano. Cuenta con uno de los sistemas de metro más grandes del mundo y más eficiente con las estaciones subterráneas sorprendentemente decoradas con elegante mármol, resplandecientes candelabros y obras de arte doradas y magníficos mosaicos. Más allá de su decorado, esta enorme red de trenes subterráneos permite visitar los lugares de interés con facilidad.

Foto Vía: Vera & Jean-Christophe

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rusia



Comentarios (1)

  1. Osvaldo dice:

    Rusia es bellisima, grandiosa y gloriosa, deberian difundirse mas el turismo y muchas mas imagenes de su vasto territorio. Espero estar muy pronto visitando la Madre Patria Rusia. Saludos a la grandiosa gente de Rusia.

Deja tu comentario