Qué ver y disfrutar en Bielorrusia

Iglesia de Santa Sofia en Polotsk

Conocida desde la época medieval como la Rusia Blanca, Bielorrusia poco a poco se posiciona como interesante destino turístico en Europa del Este.

No son pocos los atractivos para conocer y disfrutar en estas bellas tierras, todos ellos relacionados con su amplia riqueza cultural e imponentes paisajes naturales dignos de admirar.

Gran parte de los cerca de 10 millones de habitantes que posee este país, se ubican en Minsk (la ciudad capital) y pequeñas poblaciones cercanas (Raubichi, Logoysk, Krasnoe y Molodechno), además es allí donde llegan gran parte de los visitantes internacionales.

Minsk es una ciudad que realmente sorprende gracias a su encanto, tranquilidad, limpieza y seguridad. Gran parte de esta urbe sufrió duramente el impacto de la segunda guerra mundial, al punto de ser casi destruida; pero por fortuna, durante la época soviética tuvo una sorprendente reconstrucción que le brinda en la actualidad una imagen urbana de vanguardia, con amplias avenidas, plazas espaciosas, numerosos parques, y majestuosas edificaciones que llaman la atención en el centro de la ciudad.

Entre las atracciones más destacadas a tener en cuenta se encuentran la Plaza de la Victoria, la Plaza de la Independencia, la Iglesia Católica de Santa Elena y San Simón, Troitskoye Predmestiye, Ciudad Alta, la estación de Ferrocarril, numerosos museos y el bellísimo Lago Minsk.

Otra de las ciudades para visitar en Bielorrusia es Polotsk, la más antigua de las urbes bielorrusas, ubicada a orillas del río Dvina. Las primeras menciones sobre la ciudad aparecen en 862, y las leyendas nórdicas describen la ciudad como la más fortificada de toda la Rusia Antigua.

En 1307 Polotsk llegó a ser parte del Magnífico Ducado de Lituania, convirtiéndose a la vez en el mayor centro comercial del estado. Es considerada como el centro de la cristiandad, además allí se encuentra uno de los más importantes referentes religiosos de todo el país, la Iglesia de Santa Sofía, la cual data del siglo XI.

Barisov, con la hermosa Plaza Vieja y su Catedral; la pequeña ciudad de Mir, con su cementerio judío y el Castillo Mir declarado “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO; la ciudad de Brest y su imponente Fuerte; la ciudad de Pinsk, donde abundan los monumentos históricos y las construcciones antiguas, y la ciudad de Grodno, con su Museo de Historia de las Religiones, la Iglesia Kalozh y los castillos Stari Zamak y Novi Zamak; también hacen parte de los destinos a conocer en este país.

Foto Vía: Grigory Gusev

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bielorrusia



Deja tu comentario