Los dragones de Europa del Este

Dragon europeo

Las leyendas sobre los dragones alados tienen su origen en la Biblia, que es uno de los primeros sitios donde aparecen. Sin embargo fue en Europa del Este donde se hicieron más populares y se intensificaron. Se trata de criaturas horribles que atemorizaban pueblos enteros devorando doncellas.

Una de las leyendas más famosas sucede en Albania. Se trata del dragón Kulsedra. Cuenta la leyenda que hay un dragón llamado Bolla que duerme todo el año y el día de San Jorge se despierta para devorar a una persona. Bolla se convierte en Kulsedra al pasar doce años.

Como todos los dragones, Kulsedra escupe fuego por la boca, pero su característica especial es que tiene nueve lenguas. Además esta criatura tiene fama de controlar las lluvias, de hecho antiguamente se hacían sacrificios humanos para no enfadar al dragón y que provocara sequías.

Gorynich es un dragón que habitaba en un río de una aldea de Serbia, donde devoraba al que se bañara en este río. Según cuenta la leyenda, un caballero llamado Dobrynja le obligó en una batalla a renunciar a matar a más gente, promesa que Gorynich no cumplió. El dragón secuestró a la hija del duque Vladimir, pero el caballero Dobrynja finalmente la rescató.

En Lituania, el demonio se llama Aitvaras. Esta criatura tiene la particularidad de poseer dos formas. Dentro de las casas su apariencia es la de un gallo negro, y fuera adquiere el aspecto de dragón. Según la leyenda Aitvaras da dinero y tesoros a los que le venden su alma, tesoros que son robados.

Lituania tiene una larga tradición sobre leyendas acerca de dragones, pero al contrario de lo habitual estos suelen ser pequeñitos e inofensivos. Son tratados como seres mágicos, que además son símbolo de fertilidad. Los dragones lituanos son los guardianes de los hogares: Zitny Smij es el dragón del maíz y Mlokoky Smij es el de la leche.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Europa del Este



Deja tu comentario