Gjirokastra, la ciudad de piedra

Gjirokastra

Hoy nos situamos en el sur de Albania para hablar de una de sus ciudades ubicadas en este punto, se trata de Gjirokastra, una ciudad que tiene varios reclamos.

Además de ser cuna de dos de los albaneses más importantes de su historia, Enver Hoxha, el dictador comunista y el escritor Ismail Kadaré, la ciudad también destaca por unir dos elementos fundamentales de la historia albanesa, lo que representa su legado bizantino y el pasado comunista.

Esta ciudad se asienta a lo largo de la ladera oriental del monte Mali i Gjere, en el este del valle del río Drino. La ciudad cuenta con unos 112.900 habitantes, aproximadamente.

Albania presenta una arquitectura única, que se mezcla con las casas construidas en sus alrededores toda de color gris. Debido precisamente a esta tonalidad, si llegas por la noche a esta ciudad supone una vista impresionante. Subiendo la colina, entrarás por una calle empinada de adoquines hasta llegar a la plaza principal. La escasa iluminación de sus calles y el color gris hacen que la ciudad adquiera ese aspecto sombrío que le caracteriza.

A pesar de las huellas indican el área fue habitada por los seres humanos tan pronto como el siglo I aC, las fuentes históricas afirman que la ciudad fue fundada bajo el Imperio Bizantino en el siglo XII. En sus comienzos fue un importante centro comercial, en la época del dominio bizantino, hasta 1417 cuando pasó a manos de los otomanos. Entre 1913 y 1944 la ciudad cambió varias veces de dueño, pasando por las manos de griegos, italianos o alemanes.

Si visitamos Albania, más allá de su capital, se debería visitar este magnífico rincón que resulta un lugar encantador. Gjirokastra es también conocida como “la ciudad de piedra” o “ la ciudad de los mil escalones”.

Foto vía: illyrians

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Albania



Deja tu comentario