Martisor, costumbre de Moldavia

Martisor

Si el próximo mes de marzo estas en Moldavia verás que la gente celebra el Martisor, el renacimiento de la vida después del invierno. ¡La primavera y todo lo que bueno que ella trae! Así, el 1 de marzo los hombres regalan a sus mujeres flores y “martisors”, un adornos de hilo que representan  la felicidad y la serenidad.

Esta tradición es bastante antigua y se remonta a los tracios, los ancestros de los romanos. Anteriormente el nombre era dachia dragobete, el final del invierno, pero después empezó a celebrarse el comienzo de la primavera. El adorno es una especie de prendedor, de broche, que solo se puede confeccionar durante los meses de invierno y se regala ese fecha para usarse después del 1 de marzo. Es decir, es una artesanía que se hace en invierno para llevar en primavera.

Los antiguos tracios llevaban colgadas pequeñas monedas de una soga de hilo de lana de color blanca y negra y el metal del que fuera esa moneda, oro, plata o simple metal, dictaminaba el estatus social de la persona. Las monedas se usaban también como deseo de buena suerte o como protección para quien las portaba. El blanco estaba relacionado con la llegada del verano, la calidez y la regeneración mientras que el negro simbolizaba el invierno, el frío y la muerte. Eran simplemente amuletos y con el tiempo todo lo bueno y deseable empezó a relacionarse con ellos.

Hoy se llevan en la ropa, cerca del corazón, o en la muñeca. Esta tradición pasó de siglo en siglo y los viejos talismanes perdieron sus funciones mágicas para convertirse en símbolos del amor. Los colores negro y blanco fueron también suplantados por el rojo, se cree que en clara influencia de San Valentín, pero la delicada lana sigue siendo una constante. Los mejores martisor de Moldavia se hacen todavía con lana trenzada y puede ser que en el interior del país los haya aún de los colores originales.

Ya lo sabes, si visitas Moldavia en marzo trae un martisor de recuerdo prendido en la solapa. También puedes asistir al Festival de Música que tiene lugar en Chisinau los primeros diez días de marzo. Esta costumbre también se respeta en Bulgaria, Macedonia o Albania.

Foto vía: HubPages

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Moldavia



Deja tu comentario