El Museo de Stalin, cerca de Tbilisi

Museo de Stalin

Dos de las ciudades más importantes de Georgia, las capitales Tbilisi y Mtsketa, están situadas en el centro del país, en la región de Kartli a la que los propios georgianos llaman Sakartvelo. El pueblo de Uplistsikhe es uno de sus principales destinos turísticos y lo mismo la región de Dmanisi, el sitio donde se encontraron restos que permiten hablar de la migración del hombre desde África a Europa, pero en cuanto a historia mucho más reciente está el Museo de Stalin, en Gori.

En la época medieval Gori era una verdadera fortaleza pues conectaba el este y el oeste del país pero en 1878 vio nacer a quien se convertiría en un líder comunista de temer: Joseph Vissarionovich Stalin. Si estás de visita en la capital de Georgia puedes acercarte en el día pues está a sólo 76 kilómetros de Tbilisi.

Aquí todavía se respira cierto aire soviético aunque a estas alturas emana pura propaganda y nos arranca una sonrisa. Es que a la entrada hay un letrero que dice que cuanto veremos no es otra cosa que propaganda soviética, abalanzas, loores y demás halagos para un político que en su época causaba pavor y que fue protagonista de un régimen muy duro.

Este museo funciona entonces en un edificio imponente, de líneas duras. Está sobre la plaza central de la ciudad y se inauguró en 1957. Dentro de este edificio de piedra en estilo greco-italiano se encuentra una simple casa de madera que es el sitio de nacimiento del líder y la casa donde pasó sus primeros cuatro años de vida. Su padre era zapatero así que una parte de la cabaña era hogar y otra un taller. Cuando Stalin ya era líder de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas la construcción del museo comenzó aunque como murió rápido al cabo de dos años el museo pasó a ser un poco memorial.

Tiene seis salones que se recorren en orden cronológico y que tiene mucha memorabilia personal, muebles y obsequios que le fueron enviados de todo el mundo, documentos, pinturas, periódicos y fotografías. En uno de los lados, en el patio, se aprecia un vagón de tren de color verde que fue el vagón personal de Stalin. Se trata de un vagón blindado que pesa alrededor de 85 toneladas. Cuando comenzó la Perestroika y terminó el régimen soviético el museo se cerró por un tiempo aunque hoy no hay dudas de que es uno de los grandes atractivos turísticos de Gori.

Eso sí, si bien hay muchos elogios en los últimos veinte años el punto de vista del museo ha cambiado así que tienes las dos caras de la moneda y sales del museo conociendo las atrocidades que Joseph Stalin cometió durante su gobierno.

Información práctica:

  • Horarios: abre de 10:30am a 4:30pm. Cierra los lunes.
  • Hay guías en alemán e inglés.
  • Hay una tienda de regalos.

Foto vía: The Telegraph

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Georgia



Deja tu comentario