Georgia y el Imperio Romano

Estandartes romanos

En tiempos del Imperio Romano, las zonas que comprenden las actuales Georgia Oriental (conocida como Iberia Caucásica) y Georgia Occidental (Cólquida), estuvieron bajo el dominio de Roma. Cerca de 7 siglos duró la dominación romana de estas regiones, y su paso dejó una profunda huella en la cultura del país, así como importantes restos arqueológicos.

Cuando los romanos avanzaron hasta alcanzar la zona del Cáucaso, durante el siglo II a.C., el general Popeyo había conseguido anexionarse la parte de Georgia Occidental, que por aquel entonces fue bautizada como Lazicum. Tiempo después, el tiránico Nerón decretó que Lazicum debería formar parte de la provincia de Galatia, en el 63 a.C. Desde el siglo I, Lazicum comienza a recibir influencias del recién nacido cristianismo, de hecho, fue uno de los primeros lugares en adoptar el cristianismo de manera oficial.

La zona sur de Lazicum era protegida por un destacamento de 200 legionarios, apostados en el Fuerte de Gonio (Apsaros), el principal centro de gobierno romano en la zona occidental.

Los siguientes seis siglos de historia fueron terribles para la Iberia Caucásica y Lazicum, ya que se convirtieron en el perpetuo escenario de las luchas entre romanos y persas, por el dominio del Cáucaso. Curiosamente, mientras que la región de Lazicum absorbía la cultura latina, la parte de la Iberia Caucásica sólo tenía la protección de Roma, siendo culturalmente independiente del imperio hasta su conquista por parte de los árabes en el siglo VII.

Según reza una inscripción hallada en las proximidades de Mtskheta, se describe al rey Mihdrat I como el “amigo de los césares”, quizá por el gesto de Vespasiano de construir una muralla para defender la ciudad de las tribus alanas. El control romano sobre Lazicum terminó con la conquista definitiva de la ciudad por parte de los árabes en las últimas décadas del siglo VII.

Foto vía: imperioromano

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Georgia



Deja tu comentario