San Petersburgo, guía de turismo

San Petersburgo en blanco y negro

No vamos a entrar en detalles si San Petersburgo es más hermosa o no que Moscú, pero lo cierto es que no le faltaría razón a quien lo afirmara. Con sus canales y puentes, sus palacios e iglesias antiguas, sus modernos boulevares… San Petersburgo está considerada, una más, como la Venecia del Norte.

Una ciudad con un encanto particular, empapada de nieve en invierno y soleada en verano. Fue fundada por el zar Pedro el Grande a principios del siglo XVIII, de ahí su nombre, y hasta ella llegaron los artistas más espléndidos de la época para embellecerla. No en vano era la capital de la Rusia zarista, hasta que durante la Revolución Rusa la capital pasó a Moscú.

La belleza cristalinas de sus canales hacen de ella un destino perfecto para visitar en primavera o en verano. Pasear por sus calles antiguas, disfrutando de una arquitectura magnífica, o recorrer las largas avenidas, muy al estilo de las que podemos ver en París o Berlín, son algunos de los atractivos que no debemos perdernos en ella.

VISITAS EN SAN PETERSBURGO

– Palacio de Invierno y Museo del Hermitage

Situado a orillas del río Neva, es el palacio barroco más grande y suntuoso de la ciudad. Construido a mediados del siglo XVIII, fue la residencia oficial de los zares hasta 1917, y hoy en día es también conocido por ser el principal edificio del Museo del Hermitage. Este museo alberga una de las mejores colecciones de arte de todo el mundo, obras que en un principio eran propiedad de Catalina la Grande. El museo cuenta con tres plantas, mientras que del palacio hay que visitar sus salones de Estado y sus riquísimas habitaciones.

Más información: Museo del Hermitage en San Petersburgo

– Plaza del Palacio

Es en esta plaza, la más hermosa y concurrida de la ciudad, donde se sitúa el Palacio de Invierno. En el centro vemos la Columna de Alejandro, un monolito de granito rojo coronada por la estatua de un ángel y una cruz, que conmemora la victoria de las tropas rusas sobre Napoleón. Desde aquí se obtienen unas vistas preciosas a otros puntos y monumentos de la ciudad, como la cúpula de la Catedral de San Isaac. Siempre está llena de gente, con sus cafés, terrazas y carruajes de caballos.

– Catedral de San Isaac

El horizonte de San Petersburgo está coronado por la tremenda cúpula dorada de esta catedral. Construida por el zar Alejandro I, tiene capacidad para unos 14.000 fieles. Tanto el exterior como el interior es una sucesión de estilos. Imprescindible pasar y contemplar la belleza de su decoración, en donde se mezclan columnas de granito rojo, exquisitos mosaicos, techos, esculturas, frescos, y la base de la cúpula, a la que podemos subir para tener unas vistas impresionantes.

– Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada

Con su altura de 81 metros y sus más de trescientos mosaicos, esta iglesia es una de las más hermosas que encontramos en San Petersburgo. Cúpulas en forma de cebolla, arcos, grandes ventanales, fue construida precisamente en este lugar porque fue el punto exacto donde murió el zar Alejandro II de Rusia (atentado el 13 de marzo de 1881). De ahí su nombre de Sangre Derramada, aunque se la conoce también como Iglesia de la Resurrección de Cristo

– Fortaleza de Pedro y Pablo

Esta fortaleza está situada en una pequeña isla en el delta del río Neva. Es la más antigua de la ciudad y fue construida por Pedro el Grande como sistema defensivo. Hoy se pueden visitar también sus mazmorras, convertidas en un museo, donde estuvieron prisioneros Trotski y Gorki. Dentro de la fortaleza se hallan el Museo de Historia de la Ciudad y la Casa de la Moneda, además de la Catedral de San Pedro y San Pablo, que alberga las tumbas de todos los zares de Rusia desde Pedro el Grande.

– Palacio de Peterhof

Antigua residencia de invierno de los zares, se halla justo al lado del Golfo de Finlandia. Desde 1918 funciona como museo donde pueden verse algunas reliquias y mobiliario de los propios zares. Eso sí, para entrar hay que reservar la visita con bastante antelación (al menos un par de meses). La belleza de las habitaciones y de los objetos es tal que no se puede fotografiar ni tocar nada. Algunos dicen que, junto con los jardines, es uno de los palacios más bonitos del mundo.

Más información: Palacio Peterhof, el Versalles ruso

Palacio Peterhof

Palacio Peterhof en San Petersburgo

– Calle Nevsky Prospekt

Se trata de una de las calles más conocidas de Rusia, destacando en ella la aguja del Almirantazgo. Tiene unos cinco kilómetros de largo y está atravesada por ríos y canales. Imprescindible pasear por ella, ya que está rodeada de algunos de los mejores edificios de San Petersburgo. Cuenta con pequeñas iglesias, tiendas exclusivas, restaurantes, cafeterías y casas nobiliarias de todos los estilos arquitectónicos.

INFORMACIÓN PRÁCTICA DE SAN PETERSBURGO

EXCURSIONES DESDE SAN PETERSBURGO

Un paseo en barco por el Neva es una excursión imprescindible en San Petersburgo, recorriendo la ciudad y dando la vuelta en el islote de la Fortaleza de Pedro y Pablo. Un crucero más largo podría ser ir hasta Finlandia, ya que San Petersburgo y el país finés apenas están separados por 155 kilómetros. Frente a la costa de la ciudad se halla la isla de Kronstadt, que forma parte del territorio militar de las fuerzas rusas. Por carretera debemos acercarnos hasta la ciudad de Kolpino.

Más información y reserva de tours en: Excursiones en San Petersburgo

CLIMA

Como es lógico pensar, hace mucho frío en el invierno de San Petersburgo, con intensas nevadas y vientos helados. Las temperaturas medias oscilan en torno a los 15 grados bajo cero en enero y febrero, los meses más fríos. La mejor época para viajar a San Petersburgo es entre los meses de junio a agosto, cuando las temperaturas alcanzan los veinte grados, y el tiempo es soleado. De todas maneras, es en verano, curiosamente, la época en la que más llueve en la ciudad.

COMPRAS

Hay varios centros comerciales en la ciudad, tanto en la zona moderna como el centro histórico. Son famosas las galerías comerciales del Passage, inauguradas a mediados del siglo XIX, muy al estilo de las galerías francesas. En la Plaza Sennaya y alrededores hay una gran cantidad de tiendas de souvenirs, o para comprar las clásicas muñecas rusas o caviar. En la Avenida Nevsky es donde encontramos las tiendas más caras y exclusivas. Detrás de la Iglesia de la Sangre Derramada tenemos el mercadillo al aire libre más grande de San Petersburgo.

Estatuas en San Petersburgo

Estatuas en San Petersburgo

GASTRONOMÍA

En cualquier restaurante de la ciudad encontraréis los zakuski, un entremés que bien puede ser ensalada o sopa, de la cual la más famosa es la borsch; la olivié o ensaladilla rusa, que se come sobre todo en Fin de Año; el stroganoff o carne de ternera con salsa de nata; el shaslik y pescados como arenques, salmones, caviar, truchas, esturiones y bacalao. Para beber un kefir, parecido al yogurt líquido, o una cerveza, y para acompañar el pan ruso. Después de comer nada mejor que un vodka o un té.

VIDA NOCTURNA

San Petersburgo tiene una animada vida nocturna, ya que fue la primera ciudad rusa que se apuntó a la moda de las discotecas allá por los años 90. Algunos de los locales más frecuentados son Idiot y Cynic Bar. La mayoría de estos locales se concentran especialmente en la zona de los boulevares y las avenidas, aunque en el centro histórico también encontraremos tabernas y viejos pubs. En la Avenida Nevsky están los locales y restaurantes más selectos para una velada más tranquila.

TRANSPORTES

En San Petersburgo contamos con tranvías, autobuses, taxis y metro. Las paradas de tranvía y autobuses están señaladas con una T, y no disponen de servicio nocturno. El metro, con sus cuatro líneas y 54 paradas, es la forma más sencilla y barata de recorrer la ciudad. Para la noche quedan los taxis, aunque es recomendable comprobar que tienen su taxímetro reglado. No es muy aconsejable alquilar un coche, ya que el sistema de transporte es eficiente y hay mucho tráfico.

CÓMO LLEGAR A SAN PETERSBURGO

La mejor forma de llegar a San Petersburgo es a través del Aeropuerto Internacional Pulkovo, situado a unos 16 kilómetros al sur de la ciudad. Cuenta con dos terminales, unidas pòr taxi. Desde el aeródromo se toma el autobús número 13, que nos deja en la estación de metro de Moskovskaya, a las afueras de la Terminal 2. Esta línea de metro es la que nos lleva a San Petersburgo. También podemos llegar a la ciudad en taxi, más rápido, pero más caro, claro.

ALOJAMIENTOS EN SAN PETERSBURGO

En San Petersburgo podemos encontrar alojamientos de todo tipo, desde los hoteles más lujosos y exclusivos hasta los más baratos y modestos, pasando por los hoteles de clase media.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA CIUDAD

Si queréis obtener más información sobre la ciudad, podéis pinchar en el siguiente enlace: San Petersburgo

Para saber más

PAQUETES DE VIAJES

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Rusia



Deja tu comentario