Viaje a Brasov, guía de turismo

Plaza de Brasov

Situada a unos 170 kilómetros al noroeste de Bucarest, en la región histórica de la Transilvania, Brasov es uno de los principales destinos turísticos de Rumanía. Sus murallas y torres de vigilancia la protegen desde el siglo XIII (precisamente su nombre proviene de la palabra “barasu”, que significa fortaleza).

El legado medieval y barroco está magníficamente conservado en Brasov, de ahí que sean su principal aliciente. Rodeada de montañas, nos recibe al amparo de su castillo y su fortaleza. Asimismo en sus alrededores cuenta con una estación de esquí y diferentes alternativas naturales, lo que indica que podemos visitarla en cualquier época del año.

Los colores pastel de sus edificios, el laberinto de callejuelas empedradas y sinuosas del centro histórico y la maravillosa arquitectura hacen de esta ciudad rumana una visita imprescindible. Como corazón de la Transilvania, su legado histórico y cultural tampoco puede pasarnos desapercibido.

VISITAS

– Barrio de Schei

Esta zona es la más antigua de Brasov, un laberinto de callejuelas estrechas y edificios de la época, como la Catedral Ortodoxa de San Nicolás (primera iglesia ortodoxa construida en Transilvania, data del siglo XVI); el Primer Museo de la Escuela de Rumanía, en el que visitar la primera Biblia rumana; la Iglesia de la Santísima Trinidad o el Liceo, inaugurado en 1882. Un placer callejear por este barrio, lleno de encanto medieval y barroco.

– Murallas de Brasov

Las murallas y fortificaciones de Brasov son una de sus principales señas de identidad. Construidas desde el siglo XIV y hasta mediados del XVII para defenderse de ataques de sajones, mongoles y turcos, hoy aparecen en muy buen estado de conservación. Hay una ruta que recorre sus principales rincones, como la Puerta de Santa Catalina, el Bastión de los Herreros, el de los Tejedores y el de los Cordeleros. Os recomiendo la visita durante la noche, para ver las murallas iluminadas, en un aspecto enteramente de ciudad medieval.

– Teleférico al Monte Tampa

En apenas dos minutos este teleférico nos lleva desde Brasov hasta el Monte Tampa (un desnivel de 300 metros de altura), aunque la cima del monte se sitúa a mil metros. Una vez arriba podemos pasear por el bosque y, sobre todo, contemplar las mejores vistas de Brasov. Desde la estación del teleférico al mirador hay unos diez minutos a pie. También se puede subir a la cima final, con unas vistas de la naturaleza y el entorno espectaculares. El teleférico funciona de martes a domingo, de 10.00 a 18.00 horas.

– Casa del Consejo

Uno de los edificios más representativos de la ciudad, se halla en la céntrica Plaza Sfatului. Construido en el siglo XIV, es una curiosa mezcla de arquitectura gótica, renacentista y barroca. Hoy en día alberga el Museo Histórico de Brasov, con una curiosa colección arqueológica de la ciudad, y la principal oficina de turismo de la ciudad. En la antigüedad era el edificio en el que se tomaban las decisiones más importantes de Transilvania.

– Iglesia Negra

Situada en la Plaza Sfatului, símbolo de Brasov, es una de las catedrales góticas más grandes de la Europa del Este. Fue construida entre los siglos XIV y XVII, aunque un incendio a finales de este último siglo la destruyó casi por completo. Precisamente su nombre le viene del color que adquirió tras este incendio. Si originalmente fue una iglesia cristiana, hoy es luterana y alberga una interesante colección de alfombras orientales de los siglos XVII y XVIII.

Iglesia Negra de Brasov

La conocida como Iglesia Negra

– Otros lugares de interés

Otro de los símbolos de Brasov es la Torre del Trompetista, de 58 metros de altura. Podemos visitar también la Casa Hirscher, la de Muresenilor, la Iglesia de la Asunción de la Virgen (de finales del siglo XIX), el Museo de Arte, el paseo por el Paseo Republicii, o las vistas desde la Torre Negra, una de las atalayas de las viejas murallas desde la que se obtiene una preciosa vista de Brasov.

EXCURSIONES DESDE BRASOV

Imprescindible la visita a Bran, situada a unos 30 kilómetros al suroeste de Brasov, para ver el Castillo de Bran, del que dicen que es el Castillo de Drácula. Además, Bran es una ciudad preciosa y medieval, con callejuelas y tiendas con artículos de souvenirs sobre Drácula. Antes de Bran visitar Rasnov y su fortaleza, además de las iglesias de los pequeños pueblos de Harman y Prejmer. La última visita es a Poiana Brasov, un pueblo verde de turismo rural.

CLIMA

De tipo templado continental, Brasov se caracteriza por tener veranos suaves (sin sobrepasar los 27-28 grados) e inviernos muy fríos, con intensas nevadas, con temperaturas bajo cero (pueden llegar a -10 en los meses de diciembre, enero y febrero). En la cercana estación de esquí de Poiana Brasov se alcanzan temperaturas de 15 grados bajo cero. Las lluvias tienen lugar especialmente entre los meses de abril y octubre, aunque llueve todo el año.

COMPRAS

La zona comercial se localiza sobre todo en el centro histórico (barrio de Schei). Allí tenemos tiendas de souvenirs y otros rincones para llevarnos nuestro recuerdo a casa. La calle Republicii está llena de tiendas de todo tipo. Podemos comprar souvenirs relativos al conde Drácula, manteles bordados, huevos pintados, iconos, cerámica, objetos de madera tallada, etc…

GASTRONOMÍA

Los platos típicos de Brasov suelen ser todos aquellos que lleven algo de carne y verduras. Los guisos de carne de cerdo, ternera o pollo los encontraréis en cualquier restaurante. Se acompañan de cebolla frita a la crema o van bañados en tomate (conocidos como papricas). A probar también el caldo de Transilvania, el haiduc (guiso de col y nabos rellenos de carne de arroz) y el queso empanado. Podéis comer en el restaurante que, antiguamente, era la Fortaleza de Brasov (situada en la alto de la colina que domina la ciudad)

VIDA NOCTURNA

Los principales locales de ocio de Brasov se encuentran en el centro histórico de la ciudad. Hay pequeñas tabernas para tomar unos vinos, bares y pubs para tomar una copa y bailar. Durante el mes de septiembre la animación es mucho mayor, con los festivales de la cerveza, la música de cámara y ópera. En la zona moderna de la ciudad también hay bares, pubs y discotecas para pasar la noche.

TRANSPORTES

Brasov es una ciudad compacta y pequeña que puede recorrerse perfectamente a pie, especialmente el centro histórico. Para movernos por la ciudad lo mejor son las líneas de autobuses y trolebuses (incluso hay una línea especial que os lleva a la estación de esquí de Poiana Brasov). Para trayectos más largos podemos hacer uso del taxi, que une el centro con los barrios de la periferia.

CÓMO LLEGAR A BRASOV

El aeropuerto más cercano a Brasov es el de Bucarest, situado a unos 150 kilómetros. Una vez llegados en avión hasta aquí, hay muchas formas de llegar a la ciudad. Se puede tomar un tren (desde Bucarest se tarda dos horas y media), en autobús o bien en coche. Lo más recomendable para llegar es alquilar un coche, así podemos movernos con tranquilidad por los alrededores.

ALOJAMIENTOS

Aquí podemos encontrar alojamientos de todo tipo, desde hoteles modernos y exclusivos, hasta otros de nivel más económicos. Si queréis reservar habitación en la ciudad os recomiendo el siguiente enlace: Hoteles en Brasov.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA CIUDAD

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Rumania



Deja tu comentario