El campo de concentración de Auschwitz II, en Birkenau

Auschwitz II Birkenau

Birkenau es el campo de concentración polaco que la mayoría de gente conoce como Auschwitz II; y es que Auschwitz estaba integrado por tres campos de concentración, el I, el II y el III.

Este en concreto estaba ubicado en Birkenau, a tan sólo 3 kilómetros de Auschwitz I. Su construcción comenzaría en 1941, adquiriendo una extensión final de unos 2,5 km por 2 km. Además, el mismo campo se dividió en varias secciones, cada una de ellas separada visualmente de las otras.

El objetivo de este campo de concentración no era la fuerza laboral, como en los otros dos. Aquí, principalmente, se practicaba el exterminio. Por este motivo se construirían 4 crematorios con cámara de gas. Cámaras que podrían albergar hasta 2.500 personas por turno.

Los prisioneros llegaban hasta este campo de la muerte tras un largo recorrido en tren. Podemos imaginar que las condiciones de ese viaje eran denigrantes, y que los presos eran tratados de la forma más horrible. Cuando llegaban al campo de concentración, la mayoría de las veces eran enviados a las cámaras de gas sin más. No obstante, en otras tantas ocasiones, pasaban un examen de selección en el que se seleccionaban a algunos de ellos para trabajar o para experimentos. Los niños y ancianos eran los peor parados, pues eran pocas las veces que se salvaban en esta selección.

Los nazis sabían que era importante aplacar las posibles alarmas de pánico. Por este motivo, intentaban, hasta el último momento, ocultar que estaban siendo enviados a una cámara de gas. El engaño consistía en decirles que iban a tomar una ducha general. Así, desprovistos de ropa, y seguramente bastante desorientados, los pobres prisioneros entraban a las grandes cámaras, en las que efectivamente se arrojaba Zyklon B, un insecticida a base de cianuro que usaban los nazis para sus matanzas.

Los judíos seleccionados para desempeñar trabajos eran enviados a los otros dos campos. No obstante, muchos otros se quedaban en este para formar parte de los Sonderkommandos, encargados de trabajar directamente en las cámaras de gas y hornos crematorios.

En octubre de 1944, un mes antes de que las SS intentaran destruir las cámaras de gas para esconder la actividad del campo, estos Sonderkommandos organizaron un levantamiento. Los prisioneros se habían hecho con explosivos y los habían utilizado para destruir el crematorio IV. Su intención era escapar en medio de la confusión que dicha explosión traería. No obstante, todos ellos, los 250 prisioneros, serían capturados inmediatamente y ejecutados al instante.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:cirque-du-pablo

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Polonia



Deja tu comentario