El clima en Polonia

Clima en Polonia

Antes de viajar a Polonia tenemos que saber que su clima es un tanto complicado. Para empezar se puede decir que es moderado. El problema es que es una transición entre el clima marítimo y el continental, unido a su condición como tierra no muy elevada hace el tiempo aquí sea bastante impredecible. Esto es consecuencia del choque del aire húmedo del Atlántico con el aire seco que viene del continente Euroasiático. Un clima caprichoso lleno de variaciones que puede cambiar en cualquier momento y que no se presta mucho a predicciones. Además, las temperaturas medias de las estaciones pueden variar enormemente entre año y año.

A pesar de esto, lo cierto es que podemos basarnos en algunas premisas, una especie de características generales que intentan explicar un poco las estaciones en Polonia. No obstante, siempre es interesante informarnos unas semanas antes de cómo está la situación en esta época durante ese año en concreto.

Verano

Lo común es encontrarse con veranos no muy calurosos, marcados con algunas lluvias, aunque leves. La temperatura suele rondar entre los 20 y los 30C, siendo el mes más caluroso de todos julio.

Los meses de julio y agosto son precisamente la mejor época para disfrutar de las ciudades de este precioso país. A pesar de que en julio haga más calor, lo cierto es que la temperatura del agua es mucho mayor en agosto. No obstante, cualquiera de los dos son momentos ideales para poder pasear por Polonia sin pasar demasiado frío o excesivo calor.

Otoño

Junto al verano, el otoño es la estación más lluviosa de todas. No obstante, esto está completamente compensado por el impresionante paisaje que ofrece el país durante esta época del año. A partir de septiembre el color cambia en Polonia.

Invierno

Los inviernos en el país son largos. Hay que destacar que el invierno es la estación del año con más variabilidad de todas. A pesar de que suele comenzar en diciembre y que las temperaturas varían entre -1ºC y -5ºC, nada es certero en los inviernos en Polonia, pues algún año se han registrado temperaturas inferiores a -20ºC.

A pesar de todo ello es bueno saber que se trata de un frío seco, bastante más fácil de paliar con ropa que el frío húmedo. Además, como la nieve es un fiel elemento invernal en el país, podremos disfrutar de unos paisajes impresionantes dignos de postal.

Primavera

En primavera las temperaturas vuelven a ascender tímidamente hasta los 20ºC (en el mejor de los caso). Esto sumado a los preciosos colores que inundan los campos de todo el país, hacen que sea una época ideal para dejarse caer por Polonia.

La gente suele visitar el país en los meses entre mayo y octubre, pues como hemos comentado son dos buenas temporadas para visitar las distintas ciudades de Polonia. No obstante, lo cierto es que en julio y agosto es cuando las playas y lagos, así como los Cárpatos, se llenan de más turistas, debido principalmente a las buenas temperaturas.

Más enlaces de interés:

Imprimir

Categorias: Polonia



Deja tu comentario