Siberia, original destino de vacaciones

Paisaje siberiano

Siberia parece para muchos de nosotros como un destino lejano, crudo, imposible, vengativo, mortal. Aquí enviaban a los presos, a los desertores, a los convictos que por una u otra causa se oponían al gobierno soviético así que este lugar lejano, sí, pero a su manera hermoso, ha pasado a la historia con todos los calificativos negativos posibles. Pero veamos hoy la otra cara de la moneda. De un tiempo a esta parte cada vez son mas los turistas aventureros que se inclinan por conocer esta vasta región de Rusia que casi compone todo el norte de Asia y que antes que soviética supo ser también parte del Imperio Ruso pues los zares la conquistaron en el siglo XVI.

Siberia se extiende desde los Urales hasta la cuenca hidrográfica que hay entre el Pacífico y la cuenca de drenaje ártica, y desde el Océano Ártico hasta las colinas del norte-centro de Kazakhstan y las fronteras con China y Mongolia. Digamos que representa el 77% del territorio ruso pero solo el 25% de la población rusa vive aquí. Antes lo hicieron distintos grupos nómadas, después aparecieron los mongoles y finalmente el ejército ruso para hacerse con toda la tierra. Pero solo aventureros, comerciantes o exploradores se animaban a recorrer este enorme lugar. Y claro, también los prisioneros pero no por decisión propia. Que los enviaran a Siberia era lo peor que podía pasarles estando presos. Ya en el siglo XIX casi un millón y medio de personas fueron deportadas aquí.

tren Transiberiano

Desde 1916 las vías del ferrocarril Transiberiano cruzan Siberia y eso permitió el traslado de colonos nuevos, millones, antes de la primera Guerra Mundial. Y es que aunque lejana esta tierra está llena de recursos naturales así que los pueblos empezaron a nacer como lunares. Con los soviéticos llegaron los campos de prisioneros de a agencia estatal GULAG y según algunos datos pasaron por ellos unos 14 millones de personas entre 1929 y 1953. Casi 600 mil prisioneros murieron debido a la falta de alimentos en plena Segunda Guerra Mundial y todavía quedan algunos antiguos campos como testimonio de aquella tragedia. Pero mas allá de la historia, que no deja de otorgarle brillo a la región, lo cierto es que junto con sus increíbles bellezas naturales es que se ha convertido en un nuevo interés del turismo.

Y no solo de los rusos sino de finlandeses, alemanes, ingleses, checos y demás. Aquí se pueden practicar muchos deportes, andar en kayak por los ríos siberianos, escalar montañas, hacer senderismo, hacer windsurf o kitesurf en los lagos, pasear en catamaran o hacer rafting también. En cualquier época del año las cadenas montañosas atraen turistas de todo el mundo, ya sea para esquiar o hacer snowboard o para escalar rocas o dedicarse a la espeleología. El desarrollo actual de Siberia permite este turismo y sabe ofrecer seguridad y confort pues hay hoteles, restaurantes, museos, exhibiciones, teatros, galerías de arte y cobertura de telefonía móvil yen muchos de sus pueblos. Si eres aventurero, ¿qué tal suenan unas vacaciones en Siberia?

Foto 1: vía Mountain Pics
Foto 2: vía MIR

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rusia



Deja tu comentario