Características e Historia de la bandera de Rumanía

Bandera de Rumanía

La bandera de Rumanía está compuesta por tres franjas verticales, y coloreadas (en orden desde el asta hasta su extremo) de azul cobalto, amarillo cromo y rojo bermellón, habiendo sufrido pocas modificaciones durante su existencia, salvo algunos ajustes en las proporciones y cambios en el escudo oficial.

Los tres colores que luce la Bandera de Rumanía han sido utilizados tradicionalmente por los rumanos a lo largo de su historia, remontándose sus orígenes al siglo VI. Estos colores fueron establecidos por Justiniano I en el año 535, cuando se instauraron los emblemas de las tierras bajo el gobierno del arzobispado de Justiniana Prima. El diseño original de la bandera incluía dos torres que simbolizaban las tierras de Dacia y un escudo blanco y dorado con el símbolo de la tribu de los “buri”.

Estos colores fueron utilizados como emblema del Movimiento Nacional Rumano por Tudor Vladimirescu en 1821, durante el levantamiento de los valacos contra los fanariotas en el siglo XIX, y desde entonces cada franja tomó un significado. El azul fue el elegido para representar la libertad, el amarillo con la justicia y el rojo con la fraternidad, además de su significado más clásico con el azul para el cielo, el amarillo para los campos de trigo y el rojo con la sangre.

Durante la época en que Rumanía era una república socialista, entre los años 1965 y 1989, la bandera tenía en su centro (sobre la franja amarilla), el Escudo Nacional. Tras la revolución de 1989, se decidió quitar el escudo y dejar la bandera de nuevo en sus tres colores originales, permaneciendo así hasta el 10 de Septiembre de 1992, cuando se añadió el escudo oficial actual.

Hoy en día la bandera luce un águila real sobre su franja central, y es el blasón de la dinastía fundadora de las Basarabias, las cuales dieron nacimiento a la provincia medieval de la Tara Romanesca (o país rumano), junto a Moldavia y Transilvania. Las garras del águila son sinónimo de la soberanía del príncipe de la Tara Romanesca Miguel el Valiente, que está representado a su vez por el cetro y la espada que porta en dichas garras.

El día oficial de la bandera se celebra cada 26 de Junio, el Ziua Tricolorului para los rumanos, y está considerado como día de fiesta nacional.

Las leyes de Rumanía establecen que la bandera debe ondear en los edificios de servicio público e instituciones oficiales, así como de sedes de partidos políticos, centros educativos y culturales y también en los aeropuertos nacionales y estaciones de ferrocarril. Otros lugares donde se deben exhibir las banderas nacionales son las residencias y los vehículos de los diplomáticos y cónsules.

Durante días de fiesta nacional, está permitido izar la bandera en lugares públicos con el consentimiento de las autoridades locales, además de en ceremonias y actos de ámbito nacional e internacional, eventos deportivos y también en las campañas electorales previas a las elecciones. En el caso del ejército, las normativas de trato a la bandera se rigen por el código militar y no civil. En momentos de luto nacional, la bandera deberá ondear a media asta.

– MÁS INFORMACIÓN GENERAL SOBRE EL PAÍS

Foto vía: varbak

Imprimir

Categorias: Rumania



Deja tu comentario