El clima en Rumanía

Rumanía

Cuando nos disponemos a realizar un viaje a Rumanía debemos tener en cuenta aspectos como el clima. Y es que este factor es determinante. No sólo por el tipo de ropa que vamos a necesitar, sino que determinará en cierto modo nuestras visitas, ya que muchos lugares no pueden ser vistos a muy altas o muy bajas temperaturas.

El clima predominante en Rumanía es el Continental Húmedo, si bien es cierto que esto dependerá en parte de la zona en la que nos situemos ya que existen ciertas variaciones entre las zonas montañosas y las que están más próximas al Mar Negro. Por norma general este clima es mucho más templado que en otros países, lo que es debido principalmente a la cercanía e influencia del Mar Negro.

Los centros de acción que afectarán a todo el país son el frente polar, con sus masas de aire polar, el anticiclón siberiano, con masas de aire polar continental bastante frías y secas, así como masas de aire procedentes de zonas mediterráneas y del Adriático.

En ocasiones, también es posible que llegue hasta aquí el anticiclón de las Azores así como las borrascas térmicas procedentes de África.

Se podría decir que en Rumanía se destacan tres episodios climáticos a lo largo del año. Tres estaciones en las que vamos a encontrar un claro contraste de temperaturas. Algo que sin duda alguna hay que tener en cuenta si queremos viajar, por eso de no encontrarnos en un ambiente polar o un auténtico infierno cálido.

  • Invierno en Rumanía

Los inviernos en Rumania serán muy fríos y secos en la totalidad del país. Pero además, los inviernos no sólo se caracterizan por el frío extremo con temperaturas bajo cero, también son frecuentes en ellos las abundantes nevadas así como vientos fuertes.

Si bien es cierto que en la zona del Mar Negro las temperaturas dan un poco de tregua, zonas como los Cárpatos, en los que la nieve es una constante, el frío puede resultar en ocasiones insoportable.

  • Veranos en Rumanía

Por el contrario, los veranos en Rumania se caracterizan ante todo por ser cálidos y lluviosos. A pesar de que las temperaturas son un poco más bajas en las montañas, lo cierto es que en las zonas del sur y sureste del país se pueden llegar a temperaturas superiores a los 38ºC durante julio y agosto.

En cuanto a las lluvias, cabe destacar que las precipitaciones suelen oscilar los 1.000 mm en montaña y los 100 mm en las zonas secas del país, teniendo una media del país que ronda entre los 500 mm y los 700 mm.

  • Primavera y otoño en Rumanía

La primavera y el otoño son, sin duda alguna, las mejores estaciones para viajar a Rumanía. Durante estas épocas las temperaturas no serán ni demasiado frías ni demasiado calurosas. Paisajes llenos de naturaleza en flor para la primavera y preciosas estampas otoñales adornarán nuestra estancia en el país. Todo ello aderezado por un clima suave.

No obstante, hay que tener en cuenta algo importante si viajamos en estas estaciones, y es que las temperaturas, a pesar de ser bastante suaves durante el día (de 19 a 24ºC), pueden sorprendernos con bajadas espectaculares por las noches. Y es que la oscilación térmica anual puede alcanzar los 20ºC con facilidad.

PARA SABER MÁS SOBRE EL PAÍS

Foto vía: Chodaboy

Imprimir

Categorias: Rumania



Deja tu comentario