Pristina, histórica ciudad de Kosovo

Pristina

Pristina es una hermosa ciudad de los Balcanes con una larga y enrevesada historia.

Capital de Kosovo y por tanto de la república independiente así considerada tanto por el gobierno kosovar como para buena parte de la comunidad internacional, es, sin embargo, parte de la provincia autónoma serbia de Kosovo y Metohija, según el gobierno de Serbia.

Al norte de Kosovo, justo a la sombra de la montaña Grmija, esta interesante ciudad se encuentra situada a unos 136 kilómetros de Nis, y es uno de los lugares más interesantes de esta región pues cuenta con un sinfín de encantos turísticos que no nos dejarán indiferentes.

De la historia más antigua de esta parte de los Balcanes encontramos los restos de tres asentamientos, un neolítico, otro perteneciente a la ciudad romana de Vicianum y no muy lejos los restos de Ulpiana, otra ciudad romana levantada en el siglo II. Podemos decir que estos asentamientos fueron los primeros moradores de estas tierras.

En los siglos XIV y XV, Pristina comienza a convertirse en un centro minero y comercial entre Dubrovnik y Constantinopla, por lo que  su importancia aumentaría rápidamente. No obstante, todo este poder que atesoró la urbe, fue poco a poco disminuyendo con el dominio turco.

Fueron muchos años de convivencia dentro del Imperio Turco, por lo que hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad presentaba un aspecto basado en sus estilos arquitectónicos. No obstante, tras la guerra y la independencia, Pristina comenzó una carrera por construir edificios modernos, eso sí, respetando la arquitectura anterior. Así, en Pristina podemos observar un contraste bastante importante entre los moderno y lo antiguo, destacando lugares como las mezquitas de Carska Dzamija o Tas Dzamija, la torre Sahat-Kula o la casa Kuca Emindzika.

Es interesante también visitar el Museo Etnográfico de Pristina, para poder observar así las diferentes culturas que han convivido en esta ciudad. Este museo está ubicado en dos casas, una del siglo XVIII  y otra del siglo XIX. Podremos descubrir desde trajes, joyería y tradiciones de este pueblo. Interesante la opción del guía para poder comprenderlo todo un poco mejor.  Además también hay otros museos interesantes como el Museo Nacional, ubicado en un precioso edificio de estilo austro-húngaro.

En los alrededores de la ciudad también encontraremos lugares de interés, como por ejemplo el monasterio de Gracanica, un lugar construido al sur de la ciudad allá por 1321. Fue proyectado por el mismísimo Rey Milutin y está considerado como uno de los monasterios medievales serbios más bellos de todos los tiempos.

Asimismo, también es interesante el monumento de Gazimestan, que se levantó justo en el lugar en el que se desencadenó la famosa Batalla de Kosovo, en la que los turcos derrotaron al ejército serbio en 1389.

Otros enlaces de interés:

 Foto vía: sandstoneandamber

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Kosovo



Deja tu comentario