La Catedral Ortodoxa de Cluj, importante templo religioso

Catedral ortodoxa de Cluj Napoca en Rumania

La comunidad religiosa rumana tiene en la Catedral Ortodoxa de Cluj Napoca uno de sus templos más importantes, integrado por una serie de edificios de imponente arquitectura y belleza sin igual, a pesar de que su construcción no es tan antigua y data de las primeras décadas del Siglo XX. Según consideran los religiosos de este país y que siguen la corriente ortodoxa, es aquí donde se desarrollan una serie de celebraciones importantes para la comunidad.

Este templo está ubicado en la zona céntrica, más precisamente en el Boulevard Eroilor frente al Teatro Nacional. Como mencionamos anteriormente, no es una edificación antigua para lo que tiene que ver con las iglesias, sino que su construcción se llevó a cabo entre 1921 y 1933, obra que fue emplazada inmediatamente después de la unificación de Transilvania con Rumanía.

Desde lo arquitectónico, mencionar que el estilo de su construcción es bizantino y que sobresalen desde el exterior sus magníficas cuatro torres que rodean a otra torre que se erige en la parte central. Estas figuras, a su vez, se encuentran enmarcadas por una serie de arcos y medallones que están tallados en piedra. Es decididamente una construcción impactante y monumental, a pesar de su sencillez.

En cuanto a la inauguración de la Catedral Ortodoxa, la misma se llevó a cabo el 5 de noviembre de 1933 con una ceremonia que fue oficiada por el patriarca de Rumanía, Miron Cristea, junto al líder de la congregación metropolitana de Transilvania, Nicolae Balan, y el obispo de Cluj, Nicolás Iván. Se trató sin duda de una festividad importante, ya que se contó por ejemplo con la presencia del Rey Carlos II de Inglaterra y miembros y funcionarios de otros países.

Desde lo particular, esta catedral sobresale también por las cuatro campanas de una tonelada cada una que posee, como así también la cripta subterránea en donde están sepultados los restos de obispos y arzobispos. Para dejar atrás la imagen algo lúgubre de esta parte, decir que pinturas murales y mosaicos forman la decoración interior, y que en este edificio se da la exhibición de una gran cantidad de obras de arte, libros antiguos, documentos históricos y grabados.

Haciendo referencia un poco a lo institucional, hay que decir que a partir de 1973 este templo se terminó convirtiendo en la catedral del arzobispo, dado que por entonces cobraba gran relevancia el arzobispado de Cluj. Se debe señalar que, además, desde hace nueve años la Catedral Ortodoxa es también el templo del arzobispo de Vad, Feleac y Cluj, entre otras funciones eclesiásticas.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA…

Foto de Tiberiu Neag

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rumania



Deja tu comentario