El particular encanto de los tranvías en Praga

Tranvías en Praga

La ciudad de Praga aún conserva entre sus medios de transporte el encanto de los viejos tranvías. Bueno, viejos porque se trata de un medio anticuado aunque hoy cuenten con nuevas tecnologías para movilizarse.

Lo cierto es que son en total 135 kilómetros de vías y unas 34 líneas, entre diurnas y nocturnas, que permiten recorrer todos los rincones de la ciudad y acercarse a sus más interesantes atracciones turísticas.

Cuenta la historia que los primeros tranvías comenzaron a funcionar en la capital checa allá por 1875, aunque en un comienzo eran tirados por caballos. Pero como estos sufrían constantes descarrilamientos, prontamente se dio paso a la era electrónica con la primera línea eléctrica que comenzó a transitar en 1891. Se debe constatar su gran suceso para la sociedad de la época, ya que más de un millón de pasajeros por año lo utilizaban.

Según los propios habitantes de Praga, si se logra combinar el tranvía con el metro se logra un circuito interesante y, con poco dinero, los visitantes logran recorrer todos los puntos más interesantes de la ciudad. Sin embargo, desde las diferentes líneas de tranvías se puede tener vistas de por ejemplo el Castillo de Praga, el Puente de Stefanik o el Río Moldava. Además atraviesa las colinas y los puntos un poco alejados del centro de la ciudad.

Entre las líneas que se pueden mencionar, tenemos la 22, que es la que lleva hasta el Castillo de Praga subiendo por Hradcany. Otros destinos tocados por esta línea son el Monasterio de Strahov y Loreto, motivo por el cual la 22 es la que más utilizan los turistas ya que lleva a los puntos ineludibles de la capital checa.

Por su parte con la línea 91 tenemos el tranvía nostálgico, que tiene actividad sólo durante los fines de semana o en los días festivos. El horario en el que circula es de 12:00 a 17:00, entre los meses de marzo a noviembre, y tiene un recorrido circular homenajeando de alguna manera a los primeros tranvías que anduvieron por las calles de Praga.

Hace unos años, la entidad que controla los tranvías en Praga conmemoró el 120 aniversario del primer viaje. Fue por eso que sacaron a las calles viejos tranvías que forman parte del patrimonio histórico y cultural de la ciudad. Por otra parte, en aquella ocasión se montó un monumento en el lugar donde estaba ubicada la cochera del Parque Letná en los orígenes de este medio de transporte.

-Horario: las líneas diurnas circulan de 04:30 a 24:00, mientras que las nocturnas andan entre las 24:00 y las 04:30 con una frecuencia de 30 minutos.

Foto vía Osmar Valdebenito

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario