Conociendo la ciudad de Bielsko Biala

Bielsko Biala en Polonia

Bielsko Biala es una ciudad del Voivodato de Silesia, en el sur de Polonia. Su nombre responde a las dos poblaciones por las que está compuesta, Bielsko y Biala, ubicadas a orillas del río Biala. Esta ciudad doble, que fue unificada en 1951, es ideal para el turismo natural, tanto en verano como en invierno, y también cuenta con importantes atracciones culturales.

La historia de Bielsko Biala se remonta, como mínimo, hasta el siglo XII. De tal época es un asentamiento que fue hallado en la primera mitad del siglo XX durante excavaciones arqueológicas realizadas en la región. Bielsko es mencionada como tal por primera vez, según se sabe, en el año 1312, en documentación epistolar. Biala se formó tardíamente, en el siglo XVIII, y durante cierto tiempo fue parte de Austria, hasta que en 1918 las dos ciudades fueron declaradas parte del territorio polaco.

Estratégicamente situada en las proximidades de las Montañas Beskidy, Bielsko Biala ofrece excelentes oportunidades para practicar esquí en los meses más fríos del año, y disfrutar de jornadas de senderismo durante la temporada estival. La estación de montaña Szyndzielnia, a 1026 metros de altura, es accesible durante todo el año a través de una línea de teleférico.

En el corazón de la ciudad, abundan los monumentos y sitios de interés para visitar durante la estancia. Sin duda, el más famoso es el Castillo Sulkowski, construido a mediados del siglo XIV. No se trata solamente de un monumento histórico, sino que también es un activo centro cultural hoy en día. En su interior se encuentra una amplia galería en la que se celebran conciertos de música.

Asimismo, está alojado en el castillo el Museo de Bielsko Biala, con su exhibición permanente ubicada en la primera planta. Las salas de la caza, de las armas y las dos habitaciones dedicadas a la historia del arte entre los siglos XV y XVII se encuentran junto a la sala de conciertos.

El Museo de Bielsko Biala también cuenta con otros tres edificios anexos, que es muy recomendable visitar: se trata del Museo Julian Falat, el Museo de Tecnología e Industria Textil, y la Casa Weaver.

Otra vista muy representativa de la ciudad es su Catedral de San Nicolás, una construcción peculiar realizada en el siglo XVIII en un estilo notable, con líneas rectas y coronada por una gran torre central. Destacan sus vitrales, que iluminan el interior de la iglesia durante las horas de sol, tiñéndolo de magníficos colores.

catedral de Bielsko Biala

Catedral de Bielsko Biala

Durante el paseo por la ciudad, se puede visitar otras atracciones, como el Ayuntamiento de la ciudad, de fines del siglo XIX, el antiguo Hotel Prezydent, la mansión conocida como la Casa de las Ranas, la Galería de Arte de la ciudad, el cementerio judío de mediados del siglo XIX y el Teatro de la ciudad, con un activo programa de obras musicales.

Para llegar a Bielsko Biala, es posible utilizar el servicio de autobús desde Cracovia, Varsovia, Lublin y, durante la temporada estival, también desde las ciudades costeras del Báltico. En tren, se ofrece servicio desde Budapest, Varsovia, Viena y Katowice.

Más información turística

Foto de la catedral de Int-Media

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Polonia



Deja tu comentario