La Iglesia de San Jorge en Voronet: misticismo en azul

Monasterio de San Jorge en Voronet

En el distrito de Suceava, al norte de la región de Moldavia, en Rumanía, hay ocho iglesias ortodoxas que fueron construidas entre 1488 y 1583: una de ellas es la iglesia de San Jorge en Voronet, ubicada a 10 kilómetros de Humor. Se la puede encontrar rodeada de un gran bosque de pinos, y en sus cuatro esquinas está apoyada por grandes contrafuertes. Si bien su techo y su cúpula en espiral demuestran una construcción descomunal, su apariencia es la de un lugar simple.

Su construcción, que duró tres meses, se debe a Esteban III de Moldavia, también conocido como Esteban el Grande, quien estuvo al frente de la Casa Real y fue príncipe entre 1457 y 1504. Fue bajo su espada que se logró la independencia frente a Polonia, Hungría y el Imperio Otomano. Hombre de fe y sumamente religioso, durante su gobierno se construyeron gran cantidad de iglesias y monasterios, las cuales eran edificadas como símbolo de sus triunfos en el campo de batalla: ganó 34 de 36.

Luego de su victoria sobre los turcos, Esteban el Grande ordenó la construcción de esta iglesia. La misma fue dedicada a San Jorge, a cuya gracia se adjudicó la victoria. En ese mismo lugar fue enterrado el ermitaño Daniel, una persona muy próxima a Esteban. Y si bien ese espacio se ha convertido en un lugar donde hacer votos y tiene gran importancia en la sociedad rumana, nunca llegó a convertirse en monasterio. Desde 1993 forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO.

La iglesia San Jorge en Voronet se destaca por la preponderancia del color azul y en su exterior se pueden observar una serie de frescos pintados por monjes anónimos. Actualmente, los de la cara oeste y la norte han sufrido algunos deterioros, pero los del sur y este se encuentran en perfecta conservación. Entre estos frescos se observan unos que rodean la puerta de entrada, los cuales son escenas de las vidas de los santos Nicolás y Juan. Además, entre 1547 y 1550 se le añadió a la estructura construida por Esteban el Grande un porche cerrado y varias entradas laterales en estilo gótico.

Monasterio de San Jorge en Voronet

Sin embargo, si por algo sobresale esta iglesia es por una magnífica escena del Juicio Final pintada en el pórtico, considerada por muchos como una de las mejores que se puedan encontrar. Allí aparecen ángeles tocando instrumentos de la región, el Rey David ejecutando una especie de laúd, elefantes, muertos que se levantan de sus tumbas, y una sirena montando un delfín. También se pueden ver a Cristo y a Dios, y a un grupo de demonios peleando contra unos ángeles.

Una imagen sumamente mística, que se relaciona con otra en la pared norte de la iglesia y que tiene que ver con la creación del mundo y de la vida de Adán y Eva. Idea de un pueblo construido sobre la base de creencias católicas y expresado en frescos para la posteridad.

Para saber más…

Foto vía RomanianMonasteries

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Rumania



Deja tu comentario