Baja y su famosa sopa de pescado

Baja, en Hungria

“La población del agua y los sabores” es como es llamada la ciudad de Baja, en el condado de Bács-Kiskun, en el sur de Hungría, que además tiene una buena cantidad de habitantes de diversos lugares del mundo.

Esta población se encuentra a un poco menos de doscientos kilómetros de distancia de Budapest, desde donde se puede llegar en autobús, y se ha consolidado poco a poco como el principal centro cultural de toda esta región.

En esta ciudad, que está a unos cuarenta y cinco kilómetros hacia el sur de la población de Kalocsa, tienes la oportunidad de estar en un ambiente muy cosmopolita, porque ha sido escogida por muchos expatriados como su nuevo hogar. La ciudad se encuentra en las orillas del río Danubio y es reconocida por los turistas nacionales e internacionales como un excelente sitio para ir a pasar vacaciones de verano.

Baja es el sitio perfecto para relajarte durante las vacaciones de verano, porque tiene unas hermosas playas a orillas del río en las que te puedes sentar a tomar el sol y la brisa suave, y si quieres actividad al aire libre puedes ir a hacer un poco de senderismo por los bosques de los alrededores. Y cuando tengas hambre no olvides probar la famosa sopa de pescado local, que tiene diferentes tipos y es picante, siendo famosa más allá de sus fronteras.

Si quieres hacer un plan cultural en esta población te recomiendo ir al Museo István Türr, que está en Deák Ferenc utca 1, en donde se puede aprender sobre la cultura de las orillas del Danubio y no sólo en este país sino todos por los que pasa. También puedes pasar por la galería István Nagy, en Arany János utca 1, que es nombrada en honor al pintor más importante de la llamada Escuela Alföld, y en donde se pueden ver varias obras de él y otros pintores.

También puedes hacer un recorrido por sus edificaciones antiguas más representativa como son la Iglesia Franciscana de estilo barroco, la sinagoga, la Iglesia de San Pedro y San Pablo que tiene una mezcla entre el barroco tardío y el clásico temprano, el ayuntamiento del Renacimiento, la Iglesia Serbia que tiene un estilo barroco y unas piezas de arte impresionantes en su interior, y la plazoleta de la Trinidad, que tiene una atmósfera mediterránea espectacular.

Para seguir con la ruta por el país: Ciudades de Hungría

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Hungría



Deja tu comentario