El Museo de las relaciones rotas, sobre amores fracasados

Museo de las relaciones rotas de Zagreb

El Museo de las relaciones rotas de Zagreb tiene un concepto muy original: compilar objetos que fueron parte de aventuras amorosas que fracasaron o terminaron de un modo poco feliz. Está considerado uno de los museos más originales del mundo, al punto que protagonizó una exitosa gira por el continente europeo.

La idea original, autoría de Olinka Vistica y Drazen Grubisic, fue que la gente done todo tipos de objetos que constituyan un “legado emocional colectivo”. Objetos, cartas, teléfonos, mensajes de correo electrónico y cualquier cosa que represente un momento importante de alguna relación fracasada.

Hay objetos increíbles, por ejemplo un cálculo procedente de la vesícula biliar de un esloveno que lo consideró consecuencia y recuerdo de una relación dolorosa y apasionada. También hay una pierna ortopédica que un ex militar donó porque representaba para él el recuerdo de un amor no correspondido.

El museo dispone también de un confesionario, una habitación en la que el público puede encerrarse y grabar sus últimas palabras sobre el amor roto y depositar otros mensajes. Según explican los directivos, todo comenzó como un proyecto alocado y terminó siendo un suceso internacional, han recibido material de Gran Bretaña, Francia, Italia, India, Vietnam, Malasia, Japón, Corea, EEUU, entre otros países, donados por gente desde los 16 años hasta mayores de 60. La pieza expuesta más antigua es una caja de recuerdos de una abuela cuyo marido, Karlo, se ahogó en un río, en el año 1920.

Las donaciones son anónimas, aunque deben ir acompañadas de una fecha y varias frases que describan por qué ese objeto reviste un significado sentimental especial. Por ejemplo, debajo de un teléfono celular hay un texto que dice: “Me regaló su teléfono para que no volviera a llamarle”. Debajo de un osito de peluche bordado con la inscripción “Te quiero” dice: “¡Mentira, maldita mentira!. Este juguete sobrevivió en el fondo de un placard sólo porque no tenía culpa de nada, a diferencia del estúpido que me lo regaló”.

Museo de las relaciones rotas de Zagreb

Quienes donan material tienen la posibilidad de impedir su exposición por un tiempo determinado (el que sea necesario, es a elección libre) hasta que se recupere de la mala experiencia. Luego es trasladado a la sala principal.

Podéis ver sus horarios y fechas de admisión en la página web oficial del museo.

Más información:

Foto vía Robert Nyman

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Croacia



Deja tu comentario