Transportes: cómo moverse en Praga

Vista del Puente de Carlos

Lo cierto es que la ciudad de Praga es totalmente accesible a pie. Existen muchos lugares en el mundo que son complejos de visitar, grandes urbes que requieren el uso obligado de los medios de transporte para poder llegar a los diferentes puntos turísticos. Bien, con Praga no pasa eso. La mayoría de los atractivos están condensados en la parte histórica, que a pesar de ser bastante amplia no cuenta con dificultades para recorrerla andando.

A pesar de ello Praga está completamente conectada por sus medios de transporte, pudiendo elegir entre metro, tranvía, autobús o un funicular. La particularidad de los billetes es que funcionan por tiempo, por lo menos los sencillos. También encontramos aquellos que nos serán bastante útiles si pasamos 24 horas o varios días (ciñéndose a la totalidad de nuestra estancia por un precio reducido).

Medios de transporte en Praga

El Metro

El metro de Praga fue inaugurado en 1974 y actualmente cuenta con 3 líneas (línea A o verde, línea B o amarilla y línea C o roja) y un total de 53 estaciones.

Esta línea de metro no llega a todos los rincones de la ciudad, pero hay que tener en cuenta que con la combinación de otros medios, ese problema no existirá.

El metro permanece abierto todos los días de 5 de la mañana a 12 de la noche. Suelen ser bastante puntuales y también tenemos que tener en cuenta que los revisores estarán al acecho, así que más nos vale pagar el billete.

Más información: Metro de Praga

El tranvía

Viajar en tranvía siempre nos ofrece una vista alternativa de la ciudad. No hay mejor transporte para adentrarse en una urbe y observar así sus calles cómodamente sentado. En Praga también tenemos esa posibilidad.

La red de tranvía de la ciudad cuenta con 135 kilómetros, 25 líneas diurnas y 9 nocturnas, una auténtica pasada.

Las líneas diurnas operan desde las 4:30 de la mañana hasta las 24:00, mientras que las nocturnas operan desde las 24:00 hasta las 4:30.

Sólo debemos tener cuidado con los carteristas; y es que muchos de esos tranvías son los que llegan a las zonas a las que el metro no puede acceder. Por tanto, al estar tan frecuentadas por turistas, estos carteristas se mezclan con el gentío buscando la oportunidad.

Más información: El particular encanto de los tranvías en Praga

Autobuses

Debido a que con el metro y el tranvía se cubre la casi totalidad de la ciudad, lo cierto es que los autobuses están más pensados para moverse por fuera de la misma. Así, los principales destinos turísticos cercanos a Praga (como Karlovy Vary o Terezín) están conectados con la ciudad a través de estos autobuses.

El Funicular de Petrin

Para subir al monte Petrín podremos hacerlo a través de este funicular. Un medio de transporte que se inauguró en 1851 y que hoy por hoy es usado por millones de turistas.

Este medio de transporte opera durante todos los días de 9 de la mañana a 11 de la noche aproximadamente. Su frecuencia de paso suele ser entre 10 y 15 minutos.

Los billetes de estos medios de transporte se pueden comprar en estancos, oficinas de turismo, hoteles y algunas tiendas. Además respecto a los tipos de billetes turísticos cabe destacar que podemos optar por el de 24 horas, 3 días (72 horas), 7 días (168 horas) y 15 días (360 horas).

Información para viajar a Praga

Utilidades para organizar tu viaje

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario