La Plaza Roja de Moscú

La Plaza Roja de Moscu

Es quizá el lugar en el que uno primero piensa al hablar de Europa del Este. Porque si bien en esta región del continente hay grandes atractivos históricos quizá pocos sean tan referenciales como la Plaza Roja de Moscú.

A lo largo de los años esta hermosa plaza que convive con maravillosos y antiguos edificios históricos ha sido testigo de los sucesos más importantes del país. También es el epicentro del turismo de Rusia, el lugar más fotografiado por los visitantes que se acercan para admirar los exquisitos edificios que con su arquitectura transforman el paisaje local. San Basilio, la Torre del Salvador, el Kremlin, el Arsenal o el Palacio de Congresos son algunos de los más emblemáticos, con sus fachadas y sus cúpulas, con sus estilos únicos y sus excesos.

La Plaza Roja ocupa una superficie de 695 metros de largo por 1.30 metros de ancho y suma un total de 70.000 metros cuadrados. Situada en el barrio comercial de Kitay-górod, además de ser el punto más importante del mapa de Moscú también funciona como centro a partir del cual parten las principales calles de la ciudad, que luego se transforman en autopistas hacia fuera de Moscú.

Originariamente, en la zona donde emerge la plaza convivían un conjunto de edificios de madera que luego fueron erradicados por Iván III, el zar que unió toda Rusia y que transformó a Moscú en la ciudad más importante. Fue entonces cuando se construyó esta plaza que también sirvió como lugar para instalar distintos tipos de mercados así como para ceremonias públicas e incluso para coronar a los zares.

Gran parte de la vida política y social de Rusia transcurrió en este lugar aunque lo curioso es que su nombre no deriva de los ladrillos de los edificios que la rodean así como tampoco hace referencia al comunismo. El nombre “rojo” deriva de la palabra rusa Красная[, que en el antiguo ruso significaba «bonita», es decir, la plaza bonita.

Información más detallada en:

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Rusia



Deja tu comentario