Sobrevivir a Auschwitz, mensaje del pasado

auschwitz

La noticia sorprendió al mundo: un mensaje en una antigua botella fue encontrada en una escuela cercana al ex campo de exterminio de Auschwitz, el centro de confinamiento más feroz del nazismo.

En el texto escrito en lápiz figuraban los nombres de siete prisioneros junto a los números de identidad otorgados por el régimen y sus lugares de nacimiento, en un intento de que quedara algún precedente de su existencia. La memoria es quizá el único recurso cuando uno ha perdido la dignidad a fuerza de continuas agresiones físicas y emocionales y estos hombres pensaron que si alguna persona encontraba el mensaje en el futuro tal vez sabría que en algún momento en algún lugar siete almas perdieron la vida injustamente.

Sin embargo, el destino quiso que algunos de esos siete jóvenes de entre 18 y 20 años sobrevivieran y uno de ellos es Albert Veissid, un hombre judío de 84 años que hoy se ha vuelto famoso debido al hallazgo. En un primer momento no se sabía su paradero pero ahora fue encontrado en el poblado de Allauch, al sur de Francia, gracias al alerta de una de sus nietas.

Lo curioso es que el hombre se pregunta porque su nombre aparece en el papel. De acuerdo al relato de Veissid, los recuerdos sobre sus días en Auschwitz permanecen intactos en su memoria. “Yo recuerdo todo lo que me sucedió en Auschwitz. De la A a la Z, te puedo contar todo. Ahora, mientras hablo, me vienen a la mente miles de recuerdos”. Sin embargo, el mensaje de la botella le resulta un enigma y, según sus palabras, “es la mayor sorpresa de mi vida”.

El anciano cree que su nombre figura en la lista como una devolución de favores ya que por entonces solía hacerse el distraído mientras el resto de los hombres – Bronislaw Kankowiak, Stanislaw Dubla, Jan Jasik, Waclaw Sobczak, Karol Cseklaski y Waldemar Bialobrezesk– robaban comida del lugar en el que trabajaba.

Veissid ingresó a Auschwitz el 30 de mayo de 1944 y allí permaneció hasta que el campo fue evacuado ante la llegada del Ejército Ruso. Entonces cruzó a Alemania y luego a Francia para reencontrarse con su familia. Tras la guerra, el hombre fue músico, vendedor de golosinas y viajante además de mantener contacto hasta los años `60 con Karol Czekalski, otro de los sobrevivientes quien junto a Waclaw Sobczak superó la tragedia.

Más información en: Campo de concentración de Auschwitz.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Polonia



Deja tu comentario