Los orígenes de Eslovaquia: información general

Mapa de Eslovaquia

Al igual que sucedió con Eslovenia, la República Eslovaca formó parte de Checoslovaquia hasta finales del siglo XX. Fue el 1 de enero de 1993 cuando el final del comunismo marcó también su independencia, transformándose así en una república al desintegrarse lo que hasta entonces era Checoslovaquia.

La historia de Eslovaquia se remonta a los celtas que ocuparon la región allá por el 450 a. C. En lo que actualmente son las ciudades de Bratislava y Liptov construyeron oppidums, una suerte de refugios fortificados de defensa. Luego los pueblos eslavos se asentaron en la región en el siglo V y a partir del 833 surgió el Imperio de la Gran Moravia, gérmen de los checos, moravos y eslovacos.

Sin embargo, fue el imperio Austro-húngaro el que dejó grandes huellas en el pueblo eslovaco. Entre los siglos XI y XIV la actual Eslovaquia se convirtió en parte del Reino de Hungría y por muchos años fue conocida como Alta Hungría, debido a su relieve montañoso. Esta situación política se mantuvo hasta 1918 cuando al finalizar la Primera Guerra Mundial el Tratado de Trianon marcó la unión de las regiones de Eslovaquia, Bohemia y Moravia para formar Checoslovaquia. Luego de la Segunda Guerra Mundial el país fue parte del régimen comunista hasta que el ocaso político de la Unión Soviética significó también la disolución de Checoslovaquia y la creación de Eslovaquia como país independiente. En 2004 además pasó a formar parte de la Unión Europea.

Bratislava

Más allá de sus orígenes, Eslovaquia es un país pequeño en el que no faltan los cruces de culturas. Si bien en la actualidad un 85% de sus habitantes son eslovacos -frente a una pequeña proporción de húngaros- el folclore nacional se conserva con recelo tanto en lo que hace a la música como al idioma, la cocina y las costumbres.

La geografía del país es montañosa pues la cadena de los Cárpatos domina la región.Limita por el norte con Polonia, por el este con Ucrania, por el sur con Hungría y por la parte más occidental con Austria y la República Checa.

Los bosques naturales son una de las grandes riquezas de Eslovaquia y es por eso que la industria maderera es muy fuerte. La agricultura es otra de las fuentes de trabajo, con grandes llanuras en la zona de los ríos Danubio y Uh.

Dividido en tres grandes regiones, la capital del país es Bratislava, una importante ciudad que cada vez convoca más al turismo internacional. Esta urbe fue la ciudad de coronación de los reyes húngaros durante casi 300 años y presenta un hermoso casco antiguo que es ideal para caminar debido a sus calles peatonales. Allí abundan los palacios, las estatuas y las fuentes. Son también ciudades importantes del país, Trnava, Trencin, Nitra, Zilina, Presov y Kosice.

  • Tienes más información y puedes leer más sobre el país en el siguiente enlace, que contiene todo lo que llevamos escrito sobre el país: turismo en Eslovaquia.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Eslovaquia



Deja tu comentario