Rudas, famosas aguas termales en Budapest

Balneario Rudas

Budapest es una de las grandes ciudades termales de Europa del Este. Debido a su historia, allí se encuentran numerosas aguas medicinales que son herencia de los turcos, quienes dominaron la región durante muchos años y se ocuparon de construir estos hermosos baños termales para aliviar las dolencias físicas.

Es por eso que al caminar las calles de esta ciudad, el turista se encontrará con numerosos manantiales que no sólo están abiertos al público sino que tienen un importante valor arquitectónico e histórico. Uno de ellos es el Balneario Király, sobre el que hemos hablado en otras oportunidades, y también está Rudas, un manantial que se encuentra situado en el distrito I. Plaza Döbrentei no. 9, entre el monte Gellért y el río Danubio.

Este balneario es uno de los más reconocidos de Budapest por dos razones, por un lado es un antiguo edificio que deja entrever el gran legado de la época turca y por el otro está situado en un lugar céntrico por lo que es muy accesible para todos los habitantes de la ciudad. La construcción está conformada por una cúpula de 10 metros de diámetro que a su vez está sostenida por ocho columnas.

Entre tanto, sobre el suelo descansa una piscina de forma octogonal y otras 6 piscinas terapéuticas. Sus aguas permanecen a una temperatura de entre 16 a 42 ºC y presentan una gran cantidad de agentes químicos como natrio, cálcio, magnesio, hidrógeno carbonatado y sulfatado.

Al igual que sucede con otros baños de Budapest, los hombres y mujeres sólo pueden acceder a Rudas en forma separada y es por eso que hay horarios especiales para cada sexo. Desde siempre los hombres han tenido acceso a este lugar aunque entre los años 1936 y 2005 a las mujeres se les prohibió visitarlas.

Fue recién en diciembre de 2005 cuando un grupo de personas a favor de los derechos humanos logró que ciertos días de la semana las mujeres también pudieran disfrutar de este balneario y desde entonces ellas también alivian sus tensiones musculares en las aguas de las piscinas de Rudas.

Si estáis de visita en Budapest y queréis conocer las gracias del balneario podéis hacerlos de 6 a 20 horas los días de semana o de 6 1 13 horas los fines de semana.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Hungría



Deja tu comentario