El monasterio de Rila, arte y arquitectura en Bulgaria

Monasterio de Rila

El monasterio de Rila es un lugar que permite conocer un trozo de la arquitectura y el arte que podemos contemplar en Bulgaria. Sus frescos, sus tallas en madera, cúpulas y su laberinto de escalinatas la hacen merecedora de ser designada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Se trata de un monasterio ortodoxo situado en el profundo valle del río Rila a más o menos 120 kilómetros de la capital, Sofía. Desde allí empieza un viaje que dura dos horas para adentrarse en la vida de los monjes ortodoxos quienes nos reciben con sus faldones largos y su birrete en la cabeza, todos vestidos completamente de negro. Durante la noche se puede apreciar a estos monjes cantando y bailando durante la oración en la iglesia del monasterio.

La historia cuenta que un cortesano búlgaro del siglo X llamado Iván Rilski, posteriormente conocido como San Juan de Rila, se retiró como ermitaño a las montañas de la cordillera de Rila y vivió en una estrecha cueva. Se cuenta que su vida de santidad atrajo a otros ermitaños que querían seguir su ejemplo. Posteriormente fundó este monasterio que serviría de refugio para todos los ermitaños.

El monasterio de Rila, el más grande en la península balcánica, se ha mantenido durante más de un milenio a pesar de ser parcialmente destruido por un incendio a principios del siglo XIX que llevó a su reconstrucción entre 1834 y 1862. Por fortuna los edificios que no sufrieron ningún daño fueron conservados sin modificación alguna.

El monasterio cuenta con trescientas celdas monacales en un área construida de 32.000 metros cuadrados disponibles para turistas y monjes con vista privilegiada a las montañas y la naturaleza circundante. En su interior se posa la Iglesia de la Natividad con sus cientos de pinturas al fresco representando personajes bíblicos y con el iconostasio dorado más grande en Bulgaria que representa 36 escenas bíblicas.

Por supuesto, como sucede con todos los monasterios, durante su desarrollo a través de los años ha servido como centro cultural para todos los ortodoxos, siendo considerado como símbolo de su identidad. Además de los frescos de las capillas también sobresalen sus bibliotecas y salas de lectura que, entre otras cosas, alojan los primeros libros eslavos elaborados en Venecia en el siglo XVI y otros valiosos manuscritos ejemplares.

El monasterio de Rila es el destino ideal para quienes gozan del relajante sonido del silencio mientras contemplan innumerables obras de arte.

Foto Vía: Montañismo en Bulgaria

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario