El Parlamento Hungaro, un estilo para gobernar

Parlamento hungaro

A las orillas del río Danubio reposa uno de los edificios más emblemáticos de Hungría. El Parlamento Húngaro de Budapest además de ser el edificio desde donde se gobierna la nación es uno de los lugares que más tiene por aportarnos en materia de arquitectura.

El Parlamento Húngaro es uno de los edificios legislativos más antiguos de toda Europa. La ala norte alberga a las oficinas del Primer Ministro mientras la ala sur a las del Presidente de la República.

La construcción del Parlamento comenzó en 1885 y terminó en 1902 bajo la dirección del arquitecto Imre Steindl y con un promedio de 1000 obreros trabajando constantemente durante su construcción. Con solo decir que su construcción duró 17 años ya nos podemos hacer una idea de lo majestuoso, no solo de su fachada, sino también de sus acabados.

Sus 250 metros de longitud y 110 metros de profundidad la hacen merecedora de ser uno de los edificios legislativos más grandes del mundo. Pero más allá de su extensión, esta edificación encierra una combinación de estilos que van desde el neogótico hasta el barroco.

Como es de imaginar la visita dentro del Parlamento debe ser guiada o en compañía de un miembro de la guardia del parlamento. Es muy importante tener en cuenta que cuando el Parlamento está en sesión no se ofrecen visitas guiadas. Por esto se recomienda hacer la visita en los meses de enero, julio y agosto ya que son los meses de receso parlamentario.

Una vez en el interior del Parlamento lo primero que encontraremos será la escalera principal, una de las obras arquitectónicas mas brillantes de Steindl. La cima de las escaleras da paso a el salón de la Cúpula, un lugar que nos acerca a la historia de Hungría con sus estatuas y escudos que hacen referencia a algunos gobernantes de la nación. Por último, la visita guiada nos llevará hasta el salón nórdico y la Cámara alta, donde se encuentra las estatuas que simbolizan la Ciencia, el Poder, la Verdad, el Criticismo, la Fe y la Caridad.

Para ciudadanos de la Unión Europea la entrada es gratuita, eso si hay que mostrar el pasaporte para comprobarlo. Para personas de otra parte del mundo se tiene que pagar por un ticket de ingreso. Se recomienda ir temprano para separar el ticket ya que el destino tiene gran demanda y se agotan pronto las entradas.

Foto Vía: Disfruta Budapest

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Hungría



Deja tu comentario