La costa dalmata y su conjunto de islas

La costa dalmata

La costa dálmata está repleta de islas vírgenes cuyas playas se cuentan entre los destinos más atractivos de Croacia. Un destino que nos llevará varios días recorrer y que disfrutaremos al cien por ciento.

Durante el recorrido pasaremos por lugares históricos, pueblos con encanto y playas llenas de magia. Una buena forma de conocer Croacia.

Las principales ciudades de la región son Dubrovnik y Split, donde podremos encontrar diferentes monumentos históricos y arquitectónicos. Dubrovnik y su casco antiguo es una experiencia que nos transporta unos siglos atrás gracias a sus murallas y monumentos, en especial el Palacio Sponza, con sus rasgos góticos y renacentistas. En Split dentro del caso antiguo se encuentra el Palacio de Diocleciano y en el sur el descanso aparece con el Paseo Marítimo.

Para empezar a recorrer las islas podemos hacer uso de ferris que parten desde Dubrovnik y Split. Entre la cantidad de lugares para visitar en la costa dálmata se destaca korcula, una ciudad amurallada donde se dice que nació Marco Polo. Su vida nocturna es muy activa gracias a los números restaurantes que rodean la costa. De Korcula sale ferri a la isla de Hvar, una de las islas preferidas por los turistas gracias a sus calas abrigadas entre rocas y por sus numerosos campos de lavanda.

Otro punto dentro del recorrido es Mljet, una isla donde abundan las hayas y el pino mediterráneo y declarada Parque Nacional por su específica dispersión de la costa y por su exuberante mundo vegetal.

No podemos dejar de visitar Zadar, una ciudad no muy promocionada en Croacia pero que cuenta con monumentos tan extraordinarios como la iglesia de San Donato. El archipiélago de Kornati es otro punto turístico por ser el más numeroso y extenso del mar Adriático y por su abundancia de fauna, flora y paisajes fascinantes. Otra ciudad que se cruza en el recorrido es Trogir, una joya amurallada que sobresale por su valor cultural que ha sabido conservar gracias a lugares como la Catedral de San Lorenzo y la magnífica plaza Mayor. Las playas de isla de Brac tampoco se pueden pasar por alto y menos sus iglesias paleocristianas y románicas.

La cantidad de islas donde se puede degustar de la comida croata y practicar diversas actividades como nadar y recorrer parajes naturales, además de los fondos submarinos donde se puede bucear, hacen de la costa dálmata un destino predilecto para gran parte de los turistas.

Foto Vía: AttilaAttila

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Croacia



Deja tu comentario