Lodz y su renovada arquitectura

Lodz

Lodz es la segunda ciudad más grande de Polonia, después de Varsovia, y ubicada a 120 km al sureste de esta. La historia de Lodz está estrechamente relacionada con el desarrollo de la industria textil. Muchos de sus habitantes hicieron grandes fortunas en la producción de telas y el comercio, contribuyendo así al desarrollo de Lodz. Hay una ruta turística que muestra algunos de los sitios históricos que se asocian con el origen industrial de Lodz.

El recorrido empieza en el complejo Izrael Poznanski en la calle Ogrodowa, una de las calles más importantes de la ciudad. El complejo consta de edificios residenciales e industriales, donde el que más se destaca es el Palacio Izrael Poznanski, el más elegante de todos los palacios de Lodz. En la actualidad alberga el Museo Histórico de la ciudad.

Seguimos con el edificio de Kopisch, que data de 1826, es la estructura más antigua relacionada con textil mejor conservada de Lodz. Pasamos al Palacio de Scheibler, con una fachada renacentista que contrasta perfectamente con una decoración ecléctica de lujo. Actualmente el palacio es la sede del Museo de Cinematografía. Y terminamos con la Fábrica Blanca, la que fuera propiedad de Ludwik Geyer, uno de los empresarios más famosos del siglo 19 en Lodz. Hoy en día alberga el Museo Central de la Industria Textil.

Pero la atracción principal de Lodz es la calle Piotrkowska, la calle más elegante de Lodz, por su variada arquitectura. La calle está llena de bellos palacios y casas monumentales, la mayoría de los cuales pertenecían a los propietarios de las fábricas textiles de Lodz del siglo 19. Instituciones públicas, bancos y tiendas, restaurantes, discotecas, tiendas de antigüedades, galerías de arte y cines se encuentra en su paseo principal. Además recientemente han sido renovados los edificios históricos, entre ellos encontramos a la iglesia de la Santísima Trinidad, el Ayuntamiento, situado justo enfrente, el Palacio Scheibler, un edificio de tres pisos que sirvió como una de las casas de lujo de la burguesía a finales del siglo 19, la casa de Jan Peter, una de las pocas casas que datan de los orígenes de la ciudad que se han conservado hasta la actualidad, y otras edificaciones que pertenecieron a los más ricos fabricantes de Lodz.

Lamentablemente Lodz también tiene recuerdos de lo que fue la invasión nazi en Polonia. Antes de la Segunda Guerra Mundial, Lodz tenía la segunda comunidad más grande de Judíos en Europa. Los nazis ocuparon Lodz una semana después de la invasión a Polonia. Los Judíos que por ese entonces poblaban la región fueron golpeados y asesinados al azar en las calles, mientras que se apoderaron de sus bienes. Hoy en día, para conmemorar el exterminio de los Judíos por parte de los nazis, se encuentra el Camino de Litzmannstadt Ghetto que consta de 38 parcelas con placas conmemorativas que cuentan la historia y el destino de los Judíos de Lodz.

Foto Vía: Konrad Kłoszewski

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Polonia



Deja tu comentario