Tartu, ciudad cultural en Estonia

Tartu

En Estonia hay un destino que no se pueden perder las personas interesadas en la cultura, el arte y para todos aquellos a quienes nos gusta las ciudades tranquilas en donde el reloj parece marchar un poco más lento. Se trata de Tartu, la segunda ciudad más grande de Estonia en cuanto a población. Es la capital intelectual de Estonia, donde nació la conciencia nacional y la cultura de Estonia.

Tartu se caracteriza por ser una ciudad universitaria y por autodenominarse la capital espiritual de Estonia. Sus habitantes hablan de un espíritu especial que ronda en cada rincón de la ciudad.

Una gran parte del encanto de Tartu es que es una ciudad increíblemente fácil de explorar a pie. Los aspectos más interesantes están concentrados en el casco antiguo de la ciudad, flanqueado en un lado por la colina Toome Hill y en el otro por el río Emajõgi, que conecta los dos lagos más grandes de Estonia.

Esta es el área donde una ciudad medieval se levantó alguna una vez, pero las guerras y los incendios, en particular el «Gran Fuego» de 1775, acabó con casi todo. En el recorrido podemos visitar el Ayuntamiento, un majestuoso edificio de color rosa, la plaza del Ayuntamiento, ubicada en el corazón de Tartu cuyo más notable símbolo, aparte del Ayuntamiento, es la fuente El beso del estudiante. En la parte inferior de la plaza se encuentra la Casa inclinada, la respuesta de Estonia a la Torre Inclinada de Pisa, y el Puente de Arco.

Tartu tiene una buena variedad de restaurantes y clubes para ser una ciudad de su tamaño, incluso nada tiene que envidiarle a la capital de Estonia, Tallin. El alojamiento no es un problema en Tartu. Debido a la creciente popularidad de la ciudad, nuevos hoteles están surgiendo por todas partes.

Claro, podemos visitar los monumentos y edificaciones históricas, detenernos en los cafés, pero si realmente queremos entender la vida en Tartu, tenemos que hacer una parada obligada en el mercado de Tartu. Ubicado en un edificio que data de 1938, está lleno de vendedores de todo tipo de cebollas, embutidos, huevos y pescado.

Además es la cuna de Festival de la Canción y otros eventos culturales que nos mantienen entretenidos mientras disfrutamos nuestra estancia en este magnifico lugar.

Tartu es sin duda una divertida y fascinante ciudad, pero también es el centro del Condado de Tartu y un punto de partida para viajar a otras partes del sur de Estonia. Hay algunas cosas interesantes que hacer en esta parte del país de las que hablaremos en otros artículos.

Foto Vía: decade_null

Imprimir

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Estonia



Deja tu comentario