Ciudad de Arad, en Rumania

Arad

Si estamos saliendo de Rumania o llegando al país a través de Hungría podemos hacer una escala en Arad, situado en el extremo occidental de Transilvania, cerca a la frontera con Hungría. No podemos planificar nuestro viaje en base a Arad, porque no tiene el mismo interés que otras ciudades de Transilvania, pero si se nos cruza por el camino lo mejor es aprovechar y dar una vuelta por esta hermosa ciudad. Incluso es posible que nos apetezca prolongar nuestra estancia en Arad un poco más.

Arad es una de las ciudades más prósperas de Rumania, es un importante centro industrial y centro de transporte. Es una ciudad con edificios de arquitectura impresionante, influencia de la ocupación austro-húngara, con estilos que van del barroco al neoclásico, algunos de estos edificios son iglesias y catedrales con un lapso de cuatro siglos. Muchos de los principales puntos de interés están situados en la avenida principal, Bulevardul Revolutiei, amplia y arbolada, con los tranvías a lo largo de ella.

Algunos de los edificios que encontramos son, además de impresionantes, históricos. El Palacio del Ayuntamiento, completamente blanco donde destaca la torre de 54 m de altura. El Palacio de la Cultura, construido entre 1911 y 1916, alberga en la actualidad un museo. La Iglesia Roja, de estilo neo-gótico y secesionista. La Iglesia Católica Romana con su gran cúpula, construida en 1902-1904 en estilo renacentista.

En otros lugares de la ciudad hay también algunas impresionantes edificaciones, en particular, a lo largo de Strada Closca y alrededor de Piata Avram Iancu, como el Palacio Bohus. También hay un amplio mercado al aire libre en la parte antigua de la ciudad, al oeste de Piata Avram Iancu, ensombrecida por las altas torres de la Catedral Ortodoxa, construida entre 1862 y 1865 en estilo barroco con bellas pinturas en su interior, y cerca de la vieja torre de agua que ha sido restaurada como museo.

Al este de Piata Avram Iancu se encuentra el Viejo Teatro, que data de 1817, actualmente está siendo restaurado. Más al sur, cerca de Piatra Veche, se encuentra un antiguo barrio judío y un par de sinagogas en medio de tranquilas calles y plazas. La Fortaleza de Arad construida entre 1763 y 1783 desempeñó un papel importante en la independencia húngara en 1849.

Arad nos reserva además un complejo cultural. Todos los jueves hay un concierto de música clásica interpretado por la Orquesta de música clásica, y hay un museo con exposiciones abiertas todos los días, excepto los lunes.

Fuera de la ciudad hay algunas montañas con rutas de senderismo.

Foto Vía: Wikimedia Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rumania



Deja tu comentario