Dobrinishte, agua mineral y naturaleza alpina

Dobrinishte

Dobrinishte está situado en el suroeste de Bulgaria al pie de la montaña de Pirin, a sólo 6 kilómetros de Bansko y su moderna estación de invierno. Dobrinishte es sinónimo de naturaleza alpina, agua mineral y una atmósfera típica de un pueblo búlgaro.

La ciudad se sabe que existe desde la Edad de Piedra. En excavaciones cerca de Dobrinishte se han encontrado restos de antiguas viviendas, cerámica y otros instrumentos que datan de esta época. Una gran cantidad de cerámica de Roma y de Tracia fue encontrada en la zona, así como monedas del emperador Nerón (siglo I antes de Cristo).

Antes de la llegada de Tracia era el lugar preferido para vivir, gracias a sus manantiales de agua mineral, clima favorable y gran ubicación. Hoy día, después de varios siglos, sigue siendo una región con unas características ideales para vivir.

Dorinishte es el más popular centro de salud y spa en las montañas de Pirin. La ciudad es famosa por sus manantiales de agua mineral con propiedades curativas, adecuados para el tratamiento de los trastornos del aparato locomotor, enfermedades neurológicas, dermatológicas y otras. En total son 17 manantiales de agua mineral con una temperatura de entre 30 y 43 grados centígrados. También hay una gran piscina al aire libre de agua mineral conocida como «baño romano,» está situada en el río Dobrinishka, donde todos los otros manantiales están situados. Alrededor de la piscina hay atractivos bares, un acogedor restaurante y un parque infantil con una piscina para los niños.

Dobrinishte es una base para practicar el esquí en invierno. Es punto de partida para las cabañas de Gotce Delchev y Bezbog, dos cabañas que ofrecen grandes condiciones para el turismo de montaña y esquí. Un doble ascensor de asiento conecta las dos cabañas. Después de la construcción del nuevo ascensor, Dobrinishte se ha convertido en el segundo centro de esquí más importante en la montaña de Pirin y uno de los principales centros turísticos de invierno en Bulgaria. La longitud total de las pistas de esquí de la región es de 7 kilómetros. Ofrece buenas condiciones para los esquiadores avanzados, así como para los principiantes.

Los bosques que rodean la región son los mayores atractivos para los amantes de la naturaleza salvaje y la vida rural. Por supuesto, también hay espacio para el ecoturismo.

Dobrinishte es un destino altamente recomendado por su balneario, paisajes, instalaciones y proximidad a las pistas de esquí. Es un buen centro para el esquí y los deportes de montaña.

Foto Vía: Todor Bozhinov

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario