Esquiar en Bulgaria

Borovets

Se acerca el invierno y, con él, las posibilidades de disfrutar de los deportes de la nieve. El glamour es insaciable y baila al ritmo de las estaciones. También se extiende por estaciones de esquí y montañas próximas a glaciares. Los más chics (o simplemente afortunados) de la escena volverán, como las oscuras golondrinas, a pisar las pistas de Suiza o de Italia, o un poco más cerca, se conformarán con los gozosos pero atiborrados Pirineos.

Sin embargo, hay quienes permanecen atentos sobre los mapas geográficos, como césares dispuestos a conquistar el mundo aunque sólo sea a través de la práctica turística. De un tiempo a esta parte, se oye con fuerza un nuevo destino de invierno: Bulgaria. Hhmmm…¿Bulgaria?. No es de extrañar que cada día salgan más vuelos baratos hasta allí.

Así es. La más vieja y, hasta hace bien poco, también la más famosa y concurrida estación de esquí era la de Borovets. Distante 75 km de Sofía, en el entorno de las montañas de Rila, se encuentra esta localidad búlgara, a los pies del monte Musala (3000 metros). Las primeras instalaciones datan de 1896, ojo. También Bulgaria tenía su aristocracia y su gente de buen vivir.

Las instalaciones actuales, evidentemente, se han modernizado. En los últimos años, Bulgaria ha optado a convertirse en sede de los Juegos Olímpicos de Invierno (2014). De momento no ha tenido éxito, pero la empresa ha supuesto una renovación importantísima de los recursos, así como la creación de todo tipo de nuevos acondicionamientos.

Borovets, con medio centenar de kilómetros de pista, ya ha acogido en un par de ocasiones el Campeonato del Mundo. Dividida en tres sectores, posee buenas señalizaciones en varios idiomas y tramos iluminados hasta bien entrada la noche. Alrededor, los bosques de abetos y pinos centenarios son dignos de admirar. Además, siempre se puede hacer excursiones por los cercanos puntos de interés: el monte Musala, los siete lagos de Rila o el monasterio de nombre homónimo.

La ciudad de Bansko es por sí misma un encanto. Pequeña y acogedora, se halla a unos mil metros de altitud. La estación de esquí, en cambio, se encuentra a más de 2000 metros. Son instalaciones nuevas, preparadas para ser la cabeza de león de las olimpiadas. Cuenta con buenos hoteles y albergues, a precios relativamente económicos. Superando los 60 km de pista, es asimismo un complejo muy apreciado por los amantes del snowboard.

En el corazón de los Rodopi, finalmente, se ha construido otro moderno complejo de esquí. Pamporovo, a unos 80 Km de Plovdiv, nos presenta el perfil suave y nada amenazador de sus ladera, aptas para principiantes, sin olvidarse de los más atrevidos, que también disponen de pistas apropiadas. De camino, tal vez encontremos tiempo para visitar el monasterio de Bachkovo o los lagos que rodean la pequeña localidad de Smoljan. Quedan avisados, nuestros lectores: si se han cansado de Andorra, Bulgaria les espera.

Imprimir

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario