Norte de Hungria, legado vinicola y cultural

Norte de Hungria

La parte norte de Hungría es geográficamente diferente de la de otras regiones. No es tan conocida como las demás pero no por eso está libre de atracciones. Tres sitios incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad y tres parques nacionales, dan testimonio de las bellezas culturales y naturales que podemos encontrar en la región.

El norte de Hungría está delimitado por los ríos Tisza y Duna, y al sur por la Gran Llanura. Pequeños pueblos que viven la cultura popular, balnearios, lugares de interés histórico y ciudades medievales es lo que podemos encontrar en nuestro recorrido por la región.

Los paisajes del norte de Hungría ofrecen un montón de destinos para excursiones. Hay rutas turísticas tanto en los cerros más bajos como en los más altos. Todas las generaciones pueden encontrar sus mejores rutas, las personas mayores y los niños pueden elegir pendientes más suaves, y para los escaladores experimentados hay montañas excelentes también.

El punto más alto de Hungría, Kékestető, con 1014 metros de altura, y el segundo más alto, Galyatető (964 m), se pueden encontrar en esta región. Pero otras cumbres también ofrecen hermosas vistas. Desde Bálvány, en las colinas Bükk, tenemos un panorama tan amplio que alcanzamos a ver las montañas eslovacas cuando el cielo está despejado.

Dada la riqueza de recursos naturales no es de extrañar que hay tres parques nacionales en la región. Los parques de Aggtelek, Bükk y Duna-Ipoly son las principales zonas de conservación, aunque también hay muchas más que se han establecido como zonas de protección para cuidar la flora y la fauna.

Aggtelek, situado en la frontera con Eslovaquia, tiene una de las cuevas de estalactitas más importantes de Europa. Gracias a sus formaciones únicas ha sido designada como Patrimonio de la Humanidad.

El antiguo pueblo de Hollókő, en el cerro Cserhát, fue el primer pueblo en ser declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987. Con sus típicas casas de campo es un museo viviente del arte popular y las tradiciones.

Uno de los mayores tesoros de la región es la uva y sus deliciosos vinos. Muchos pueblos de la región de Tokaj-Hegyalja se basan en la vinificación. De hecho esta región es el tercer Patrimonio de la Humanidad en el norte de Hungría. El vino más famoso es el aszú de Tokaj, pero otros tipos también son excelentes, como el szamorodni o el Hárslevelu. Y no debemos olvidar el vino de otras regiones cercanas, el bikavér de Eger es famoso en todo el mundo.

Para los interesados en el baño, el norte de Hungría también es un destino para el turismo termal. Aunque no tiene muchos baños termales y spas como otras regiones del país también se pueden encontrar numerosos lugares con aguas y baños curativos.

Foto Vía: Samorost

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Hungría



Deja tu comentario