Budva, centro del turismo en Montenegro

Budva

Budva es una pequeña y fascinante ciudad antigua en la costa de Montenegro, llamada , «Budvanska Rivijera«. 2500 años de historia turbulenta que han dejado una herencia rica en monumentos históricos, la belleza de su gran cantidad de playas y su gente amable han hecho de esta ciudad el punto central de turismo de Montenegro.

El casco antiguo se encuentra en una pequeña península y representa un tesoro del patrimonio cultural. Tiene el espíritu típico de la costa de Montenegro, con muchas calles estrechas, esquinas y plazas, llenas de pequeñas tiendas y restaurantes. Desplazándonos por sus calles no encontramos con algunas iglesias y monasterios como la iglesia de la Santísima Trinidad, los Monasterios de Podlastva y Stanjevici, y las iglesias de Santa Maria, St. Sava y St. Ivan.

Las murallas de Budva fueron construidas directamente sobre el mar Adriático y lo que vemos hoy es realmente sólo una fracción del esplendor de la ciudad en su época. El mar fue la fuente de vida de la ciudad durante muchos miles de años, uniendo Budva con el mundo exterior, permitiéndole comerciar bienes extranjeros, formar cierta riqueza, y construir los tesoros arquitectónicos que vemos hoy día.

Budva en realidad consta de varias áreas, cada una de ellas tiene su singularidad. Viniendo de Kotor, una zona turística, se inicia con Jaz Beach y va a lo largo de Budva central, pasamos por lugares más pequeños como Becici, Rafailovici y Sveti Stefan, un pueblo sobre el agua convertido en exclusivo hotel. Por último termina con Petrovac, un pequeño asentamiento cerca de la ciudad.

Hay no menos de 35 playas en el área mayor, en su mayoría formadas por pequeñas rocas y un poco de arena. Nuevos hoteles y apartamentos se construyen cada año en Budva, es un crecimiento que al parecer no tiene control. Imponentes edificios de apartamentos y hoteles poco atractivos se están construyendo donde hay espacio abierto, y lamentablemente, incluye la construcción directamente sobre la playa.

A pesar de su belleza, muchos turistas pueden encontrar Budva algo decepcionante, en especial quienes esperan un destino un poco más relajado, debido a las playas llenas de gente, sillas y sombrillas, con un ambiente de carnaval, basura en las calles, playas y dentro del casco antiguo, sin mencionar los precios excesivamente altos en relación a la calidad de alojamiento, bebidas, alimentos y taxis.

Durante los meses de verano la ciudad se convierte en un teatro con numerosas actuaciones locales, espectáculos extranjeros, acontecimientos de música y programas de entretenimiento.

Foto Vía: Mackenzie and John

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Montenegro



Deja tu comentario